Pirineos Sur 2019 arranca su primera jornada con The Waterboys

2.500 personas vibraron gracias a los clásicos de la banda de Mike Scott

3.7/5 - (21 votos)

The Waterboys fueron los encargados de cerrar la primera jornada de Pirineos Sur 2019, celebrada anoche en Lanuza (Huesca). La banda liderada por Mike Scott se ganó a los casi 2.500 espectadores gracias a sus clásicos y al gran momento artístico en el que se encuentran. Por su parte Morgan fueron los encargados de estrenar el escenario flotante de Lanuza, en una actuación tan bonita como delicada, y demostraron que es una de los grupos de rock/soul a tener en cuenta de este país. El Escenario Caravana Sur, una de las novedades de este año, arrancó su programación con el energético directo de Lady Banana.

Los grandes éxitos de The Waterboys sonaron como decimos para regocijo de las casi 2.500 personas que acudieron al Anfiteatro de Lanuza. Pero lo mejor del día de inauguración del festival no fue ese despliegue de hits, sino que la banda de Mike Scott, casi después de cuarenta años de su formación, aún posee recursos y canciones para sonar vigentes y necesarios. No fue una noche nostálgica, fue una noche en la que una banda escocesa sonó vigorosa, potente e ilusionada. Scott lleva años diciendo que no le gusta que le etiqueten como un artista de folk, y tras demostraciones como la de anoche en Lanuza no le falta razón. Que recurriera a dos versiones de los Rolling Stones (“Under my thumb”, a mitad del show; y “Jumpin’ Jack flash”, para cerrar la noche), parece que fue toda una declaración de intenciones de reivindicar sus raíces rock y blues.

Morgan están actuando y triunfando por media España, gracias a su gran dominio del soul, rock y funk, por lo que era cuestión de tiempo que se subieran al escenario flotante de Lanuza a certificar su valía. Con elegancia, seguridad y profesionalidad fueron desarrollando un repertorio conciso y sin relleno con el que dieron a conocer lo mejor de sus dos discos, “North” y Air”. Nina de Juan secundada por su estupenda banda no necesito más que de su deliciosa voz y su piano para encandilar a un público que cerró su actuación de pie y con una gran ovación.

Pero Pirineos Sur 2019 comenzó antes, exactamente a las 21 h en punto, con el concierto de Lady Banana. Las zaragozanas fueron las afortunadas de estrenar el nuevo escenario del Festival de las Culturas y no desaprovecharon la oportunidad de atrapar a los primeros espectadores de la tarde. Como es normal en el dúo, formado por Alba Villarij y Nerea Bueno, su actuación fue un derroche de energía y actitud. No necesitan más que una guitarra y una batería para desatar una tormenta eléctrica de rock, en la que viene a la cabeza de Nirvana a Sleater-Kinney, y volver a certificar, una vez más, que es uno de los grupos más a seguir del momento en la escena aragonesa.

Esta noche es el turno de otra de las bandas más importantes del pop británico de los años 80: Echo and The Bunnymen, que finalizan en el festival oscense su gira española. La jornada comenzará de nuevo en el escenario Caravana Sur, con la actuación de los oscenses El Verbo Odiado, y el escenario flotante abrirá con una de los artistas españoles más personales del momento, Fino Oyonarte.

Foto: Jaime Oriz

[amazon_link asins=’B0030HG3LA,B077GHM7S5,B0000E2PY6,B0000E2PY4,B00000B5FM,B0000E2Y8Z,B0000E2PY5,B077QN31MS,B000025Z2U’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’a447d68e-ffdc-4233-887e-09f17fce54ac’]

Comentarios

Comentarios