La Banda Trapera Del Río regresa con «Quemando el futuro»

El pasado viernes se lanzaba «Quemando el futuro», nuevo disco de la legendaria La Banda Trapera del Río. Una obra y un regreso discográfico que muestran a las claras que todavía hay espacio para grupos como ellos. Tal vez sean incluso más necesarios que nunca…

Nacida en el barrio barcelonés de San Ildefonso de Cornellá de Llobregat, la trayectoria musical de la Trapera empieza en el conflictivo 1976, paralelamente al estallido punk británico y por ello, se les considera precursores del mismo en nustro país, aunque los miembros del grupo nunca se consideraron punks… Lo suyo era un rock urbano y descarnado. Fuera o no punk lo que tocaron, nadie les niega su condición de ratas de alcantarilla cuyos escupitajos bien pudieron ser fuente de inspiración tanto de nuevas generaciones de roedores del asfalto como Eskorbuto o R.I.P. como de poetas bastardos como Extremoduro. Y lo que nadie puede negar es que fueron pioneros en un país que estaba despertando y en el que casi era delito según qué tipo de música. Y todo en una Barcelona pre-olímpica que no era ni de lejos el destino turístico de masas en el que se ha convertido la ciudad.

Mezclaban en sus primeros conciertos un repertorio de composiciones propias junto con versiones de clásicos del rock’n’roll en castellano, y desde ese momento empezaron a hacerse populares gracias a su actitud provocadora generada por la puesta en el escenario y por sus letras inusuales que para su época resultan auténticos eructos con olor a alcantarilla en la cara de la sociedad biempensante. Conscientes de su origen obrero y erigiéndose en representantes de la imagen más canalla y molesta de la misma, consiguen enviar una sonora flatulencia al habitante de la vecina gran urbe, al que enfrentan con muchas de las contradicciones y heridas abiertas de su vida diaria de una manera despiadada.

«Quemando el futuro» ha sido grabado y mezclado en EM Estudi por Xavi Escribano, y como decimos está disponible en varios formatos desde el 7 de junio de 2019. Compuesto íntegramente por nuevas canciones, su título define a la perfección la filosofía de vida del grupo: Rock and roll con clase para mentes desobedientes sin dejar de lado su lado más salvaje, su esencia y su marca inconfundible e incontrolable.

Comentarios

Comentarios