Paice Ashton Lord – ‘Malice In Wonderland’ (earMUSIC 2019)

Paice Ashton Lord – ‘Malice In Wonderland’ (earMUSIC 2019)
4.4 (88.18%) 22 votes

En 1976, con Deep Purple momentáneamente finiquitados, Ian Paice y Jon Lord decidieron montar una nueva banda que se alejara conscientemente del sonido del grupo que les había dado la fama. Ambos músicos reclutaron a Tony Ashton, teclista y vocalista de un grupo llamado Ashton, Gardner and Dyke, quienes ya habían abierto para Deep Purple en algunas fechas.

Aunque no muy seguro de su capacidad como frontman del grupo, Ashton accedió a ser el cantante, y en unas maratonianas audiciones en busca de bajista y guitarrista, posteriormente se unirían primero a las cuatro cuerdas Paul Martinez y después Bernie Marsden a las seis.

«Malice in Wonderland» aparecería ya en pleno 1977, con toda la marejada punk barriendo de un latigazo el mundo del rock. Un momento poco propicio para un grupo como Paice Ashton Lord, que vió como su disco no despertaba la expectación esperada y que invirtió una fortuna en un montaje escénico a todas luces excesivo, incluyendo a una banda con coristas y sección de viento. La gira europea proyectada también debió de ser recortada por la pobre venta de entradas, reduciéndose finalmente a un puñado de conciertos en el Reino Unido. En resumen, el grupo no llegaría a publicar un segundo álbum, aunque sí que trabajaría en varias canciones que llegaron a ser registradas en estudio pero cuyo máster desapareció… hasta que hace unos años se descubrió que Ashton guardaba una cassette con una mezcla básica de algunos de los temas que había usado en su día como guía para componer las letras que faltaban. Dicha cinta ha servido para completar los bonus tracks de esta reedición.

Repasando «Malice in Wonderland», no es extraño comprender por qué muchos fans de Deep Purple no se sintieron entusiasmados en su momento con este disco, en el que la música toma unos derroteros más enfocados al funk y al r&b. Y sin embargo es un disco que sin llegar a ser una genialidad sí que alcanza buenos momentos.

Lo más interesante de esta reedición es sin embargo la lista de bonus tracks que ven la luz por vez primera. Aunque el sonido no es todo lo bueno que debiera y algunas canciones se encuentren inacabadas, estos ocho cortes tienen un evidente interés para el fan ya que dan una idea muy precisa de hasta dónde podía haber llegado el sonido de la banda de haber aguantado. Y por lo que se vislumbra, ese segundo álbum podía haber superado fácilmente el nivel del debut.

Esta reedición en definitiva puede ser una adición muy interesante para la colección de aquellos que ya poseían «Malice in Wonderland» en formato tradicional por todo lo que aporta de nuevo, pero también puede servir para introducir a los que no conocieran este proyecto.

Comentarios

Comentarios