Schizophrenic Spacers: entrevista

«Hoy día las obras están facturadas para no perdurar porque el público lo decide así»

Veinte años dedicándose al rock and roll en un país como este tiene un enorme mérito, se mire por donde se mire. Si además el cumpleaños viene acompañado de un disco como «NOW», está claro que los que debemos sentirnos afortunados de tener a una banda como Schizophrenic Spacers casi al alcance de nuestras manos somos nosotros, los aficionados. Ambas circunstancias, aniversario y nuevo disco, son razón suficiente para que volviéramos a ponernos en contacto con Sergio Martos; pero es que además los Spacers son los invitados especiales de The Kleejoss Band este próximo sábado en su concierto de presentación de «El Secreto» en Zaragoza, con lo que la ocasión la pintaban calva como suele decirse.

– Enhorabuena por el nuevo disco, «Now». Para mí probablemente estemos hablando de vuestro mejor trabajo, ¿estás de acuerdo?

– No soy yo quién debe dictar si es nuestro mejor disco o no, pues en cierto modo siento todos y cada uno de ellos como algo muy personal. Lo normal sería que dijese: «Sí, es nuestro mejor disco sin duda alguna». Pero siempre valoro las cosas con el paso del tiempo. ¿Es mejor que «It Better Be Good» o «Riot»? Pues permíteme ponerlo en duda. Cada disco es válido para su momento. «NOW» tiene un propósito: funcionar aquí y
ahora.

– El disco salió hace ya algunos días, ¿qué tal está siendo la recepción hasta ahora?

– Fantástica. Mucha gente se sorprendió de que el anterior fuese un doble álbum. Y la producción de Hendrik, etc. Pero con «NOW» el resultado positivo ha sido inmediato. Espero que no se diluya el efecto. Ya sabes, hoy día las obras están facturadas para no perdurar porque el público lo decide así. Usar y tirar.

– Habéis vuelto a trabajar con Hendrik Röver. ¿Es para ti el mejor productor para este tipo de sonidos que tenemos ahora mismo? ¿Qué es lo que él aporta a un disco que no encuentras en otros productores?

– No sé si es el mejor para este tipo de sonidos, porque desde luego lo nuestro no tiene nada que ver con el resto de bandas que aparecen por su estudio. Sí te diré que es el ideal para nosotros. Nos hemos encontrado, lo disfrutamos y el resultado es más que evidente. Hendrik es un tipo honesto y esa es su mayor virtud. Tuve suerte de cruzarme en su camino, como cantaban Santabárbara en «Se llamaba Charly».

«Tenía claro que «NOW» tenía
que ser mucho más esquizoide,
mucho más Spacers»

– Estamos ante un disco bastante diferente al anterior «It Better Be Good», tanto por duración como por enfoque. Habéis comentado que queríais no caer en la repetición, ¿pero cómo se consigue eso a la hora de sentarse a componer?

– No tengo ni idea, pero el sonido juega una baza importante. De entrada aquél era un disco para entrar en él y perderse durante semanas. «NOW» es mucho más inmediato. Obvia diferencia. Pero sobre todo el tratamiento del sonido, la ecualización, el ambiente. Tenía claro que «NOW» tenía que ser mucho más esquizoide, mucho más Spacers. Había canciones que no podían tener cabida, como sí las tuvieron en el anterior. Son dos conceptos diferentes. «It Better Be Good» es el cáncer de Alberto, la entrada y la remisión de la enfermedad. Es también su separación temporal. Y mi nueva vida con Verónica. «NOW» es la celebración de la banda, pero también el pesimismo de la falta de valores que reina en esta sociedad actual.

– Por cierto, ¿qué significado habéis querido darle con ese título? ¿Representa la inmediatez de este disco frente al tal vez más reflexivo álbum anterior?

– Es una forma de decir: «Aprovechen que esto no va a durar toda la vida». Ahora o quizás mañana sea tarde. Ya imaginarás que la supervivencia de una banda como la nuestra es complicada. Sé que llegará el día en el que me diga a mi mismo: «Córtate la cola, que esto no da para más». Es también una forma de decir a la gente que debe aprovechar lo bueno que tiene la banda en este momento, pues las circunstancias pueden ser diferentes de aquí a un año. Ojo, ni mejor ni peor, pero diferentes.

– No sé si son cosas mías pero conforme voy escuchando más y más el disco más me va recordando a Urge Overkill. Y con esto no quiero decir que hayáis intentado copiar su estilo, porque es evidente que en «NOW» hay mucho más que eso, ¿pero me equivoco si digo que los de Chicago son una de vuestras influencias?

– Totalmente. Los idolatro. Aunque no es mi intención al componer las canciones, me
halaga la comparación.

– Tengo una curiosidad respecto a uno de los temas, «Dealin’ with Idiots». Todos estamos rodeados de esa clase de gente ¿pero está inspirado en alguien en concreto?

– No, son cosas que suceden a diario. Vente a vivir una temporada a mi barrio. Sin ir más
lejos, a mi escalera. Es tal la abrumación de despropósitos que es ya la tercera o cuarta
canción que escribo «inspirándome» en estos entornos.

«Si has de
homenajear algo, mejor
que sea a Zappa»

– Oye, ¿y cómo es que os dio por homenajear a The Mothers of Invention en el libreto?

– Lo sopesé como portada para el disco anterior. Así que era algo que rondaba por mi
cabeza. Si has de homenajear algo, mejor que sea a Zappa.

– Cambiando de tema, en los últimos años estamos viendo que se ha desarrollado bastante camaradería entre algunos grupos que podríamos denominar de la misma escena, como vosotros mismos, The Kleejoss Band o The Northagirres por citar algunos. ¿Son esos lazos la única forma de mantener viva una escena que cada vez parece ir menguando más en efectivos y además envejeciendo a marchas más forzadas que la pirámide demográfica?

– Imagino que sí, pero también es cierto que hemos tocado con otras bandas y no ha
habido ese feeling. De hecho, llevamos 20 años en activo y nunca me había sentido tan
cómodo y sentido pasional como con las bandas que hemos conocido en los últimos
cinco o seis años. ¿El motivo? Ahora admiro a la mayoría de ellas. Creo que el nivel es
acojonante en la escena sur europea. Mira todo lo que está surgiendo de Andalucía, los
nombres que citas, los Renegados, Uncle Sal, Grand Soul Band, Los Estanques… Hay
un nivel que, ciertamente, no veía cuando los Spacers dábamos los primeros pasos.

«Soy fan de Grateful Dead y
mi máxima es no hacer nunca
el mismo show. Nunca»

– Y ya que hemos mencionado a The Kleejoss Band, el próximo sábado 8 de junio les acompañaréis en su casa en Zaragoza en la presentación de «El Secreto», su último disco. Servidor estará allí presente y aunque ya me imagino que no podrás contarme mucho tengo que preguntar: ¿podremos presenciar algún tipo de colaboración especial como en alguna otra ocasión anterior?

Es «El Secreto». Si te lo digo rompo la magia. Lo único que puedo adelantarte, respecto
a nuestro set, es que será diferente al anterior y al posterior. Soy fan de Grateful Dead y
mi máxima es no hacer nunca el mismo show. Nunca.

– En cualquier caso supongo que sí podrás avanzarme un poco sobre vuestro set list, ¿vais a tocar muchos temas de este nuevo disco?

– Posiblemente. Pero también vamos a arrancar con versiones y un puñado de jams.

– Aparte de este concierto, ¿puedes contarnos cuáles son vuestros próximos planes?

– Seguir girando hasta que acabe el año. Luego ya veremos. Tengo varias cosas en la cabeza, pero para eso necesitamos tocar y vender discos, cosa que no sucede frecuentemente. Necesitamos dinero para poder materializar según qué proyectos, y no siempre andamos ligeros de efectivo.

– Antes de acabar las entrevistas suelo dar la oportunidad al entrevistado de añadir lo que le apetezca, ¿te gustaría decirles algo a nuestros lectores?

– No sé si a tus lectores pero sí a ti. Sigue así, los grupos necesitamos mucha más gente
como tú. Uno en cada pueblo.

Os recordamos los datos de este próximo concierto de Schizophrenic Spacers:

The Kleejoss Band + Schizophrenic Spacers
Sábado 8 de junio de 2019: Zaragoza, Sala Las Armas (Plaza Mariano Cavia s/n)
Apertura de puertas: 22 horas
Entradas: Anticipada 10 € más gastos / 15 € en taquilla

Comprar Entradas

Comentarios

Comentarios