Muere Roky Erickson de 13th Floor Elevators

Falleció ayer viernes 31 de mayo por causas que no se han hecho públicas

El norteamericano Roky Erickson falleció ayer viernes, 31 de mayo de 2019, a los 71 años de edad en la ciudad texana de Austin. No se ha mencionado causa de la muerte, aunque es conocido que Erickson no gozaba de la mejor de las saludes. El fallecimiento fue anunciado en la noche de ayer hora española por su hermano, Mikel Erickson, con un breve post en la red social Facebook, con el siguiente texto:

«Mi hermano Roky ha fallecido hoy pacíficamente. Por favor rogamos tranquilidad. Música y risas para siempre».

En el perfil oficial del músico en Facebook ha aparecido también el siguiente texto:

«Roky Erickson, un heroico icóno del rock & roll moderno y uno de los mejores amigos que nunca haya tenido la música, ha muerto hoy en Austin (Texas). Nacido el 15 de julio de 1947, Erickson poseía un entusiasmo raramente visto en 1965 cuando fue cofundador de The 13th Floor Elevators. Las cancionmes originales de la banda, muchas compouestas con el letrista Tommy Hall, combinadas con las voces y guitarras sobrecargadas de Erickson, precipitaron la revolución de la música psicodélica a mediados de los años 60, y condujeron a un nuevo escenario de lo que el rock podría llegar a ser. Erickson nunca se alejó de ese camino, y aunque afrontó desafíos increíbles en diferentes momentos de su vida, su coraje siempre le llevó a nuevas aventuras musicales, algo con lo que continuó sin compromiso durante toda su vida. La familia pide discreción mientras tratan con la muerte de un hijo, hermano, marido y padre».

El mismo post recoge unas palabras del también texano Billy F, Gibbons, de ZZ Top:

«Rocky Erickson se ha muerto. Roky llegó a significar muchas cosas para muchos admiradores y seguirá resonando con un legado de notable estilo, talento e historias poéticas y artísticas de más allá. Como viejo amigo a su lado y seguidor de las increíbles capacidades de interpretación y [como] vocalista y guitarrista excepcional, no puedo más que identificarme con el largo alcance que el impacto de él y sus compañeros en 13th Floor Elevators llevaron a primer plano con sus sonidos psicodélicos extrañamente magnéticos. Es casi difícil de entender comtemplar un mundo sin Roky Erickson. Él creó su propio universo musical y fue una verdadera y temprana inspiración. Incluso ahora, Roky es una fuente de energía creativa de primera magnitud. Es realmente una situación en la que continúa ofreciendo la necesaria «reverberación». Algo que el predijo cuando cantó «You’re Gonna Miss Me»… Ahora sabemos a ciencia cierta que es uno con el universo».

Roky Erickson fundó The 13th Floor Elevators en 1965 siendo todavía apenas un adolescente. En aquella formación también figuraban Tommy Hall, letrista que además dotó de una peculiar personalida a la banda al aportar los sonidos que extraía de soplar a una jarra, y el guitarrista Stacey Sutherland. La banda alcanzó por primera y únicamente las listas de Billboard con el archiconocido «You’re Gonna Miss Me», tema que Erickson compuso mientras todavía estudiaba en el instituto y que ya había registrado en disco con su banda anterior, The Spades.

Con The 13th Floor Elevators lanzó los discos «The Psychedelic Sounds Of The 13th Floor Elevators» en 1966 y un año después, en 1967, «Easter Everywhere», álbumes que se consideran la piedra filosofal del sonido de la banda. Posteriormente el grupo lanzaría un directo en 1968 y «Bull of The Woods» en 1969. Tras la disolución del grupo en 1973, Roky continuaría lanzado creando música, siendo su etapa de lanzamientos a comienzos de los años 80 donde más se vislumbran sus problemas mentales (llegó a afirmar que era un ser de procedencia alienígena).

Su carrera se mantendría a niveles más que discretos hasta que en los años 90 el disco de homenaje «Where The Pyramid Meets The Eye: A Tribute to Roky Erickson», obra que contaba con participación de primeras figuras tales como R.E.M., T-Bone Burnett, ZZ Top, Primal Scream o The Jesus and Mary Chain, hizo que su figura fuera reivindicada de nuevo y se volviera a despetar el interés general por su música. En 2005 se estrenó también en el SXSW Music Festival de ese año el documental «You’re Gonna Miss Me», prueba fehaciente de que Roky Erickson finalmente recibían el reconocimiento que merecían. También ayudó a que Erickson volviera con cierta continuidad a los escenarios, llegando a lanzar en 2010 el álbum «True Love Cast Out All Evil» junto a Okkervil River, y que en 2015 se reuniera con los miembros todavía vivos de The 13th Floor Elevators para un concierto especial en el festival Levitation de Austin.

Descanse en paz.

[amazon_link asins=’B00CQE7CJA,B003VY8PZY,B004OCCKX0,B017SB29G6,B005Z2WBNW,B00DGSILJ0,B00K3BH45U,B003PO34BA,B00D7DTSW8′ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’2599e542-03a0-4e2a-9e77-70e2bf86d166′]

 

Comentarios

Comentarios