Danko Jones – ‘A Rock Supreme’ (AFM 2019)

A finales del pasado abril salió a la venta «A Rock Supreme», el nuevo álbum del trío canadiense Danko Jones. Un álbum que viene avalado por la producción del conocido GGGarth Richardson, en cuyo curriculum figuran trabajos con artistas tan diversos y célebres como Rage Against The Machine, Red Hot Chili Peppers, Rise Against o Biffy Clyro, y cuya portada es obra de Ulf Lunden, artista que se ha encargado anteriormente de ilustrar discos de Graveyard, Europe o Bombus.

Y a estas alturas cabe preguntarse qué novedades nos puede ofrecer Danko Jones, y más cuando una tercera parte del disco ya había sido estrenada paulatinamente en los meses previos con cuatro adelantos («Burn In Hell», «Dance Dance Dance», «I’m In A Band» y «Lipstick City»). No hay pues espacio para el elemento sorpresa, pero supongo que en esta era de redes sociales, selfies y demás gilipolleces «sociales» y ventas paupérrimas, es más importante el impacto inmediato que el propio lanzamiento de un nuevo larga duración (recordemos además que mientras todo esto ocurría, el trío estaba girando, primero por Europa y luego por América del Norte).

Yo siempre he dicho que Danko Jones transmite más por la energía de sus directos que por sus lanzamientos discográficos. Aunque también he de decir que la última vez que le vi en directo, el vocalista y guitarrista de la cabeza rapada estaba especialmente irritante. Aún así, siempre se las apaña para incluir tres o cuatro temas con el gancho suficiente para sobresalir del resto. Y ya hace tiempo que el trío se instaló en un rock contundente bastante monocorde en el que apenas hay espacio para salirse del guion (tal vez el único momento más «diferente» que se ha permitido en esta obra sea el mencionado «Dance Dance Dance», un tema muy apañado; pero recordemos que la jugada les salió mal hace ya bastantes años en aquel «Never Too Loud», donde los experimentos sin gaseosa indignaron a más de un seguidor).

Las once canciones de «A Rock Supreme» podemos decir pues que son «más de lo mismo». Alcanzan algunos buenos momentos pero no sorprenden -salvo momentos concretos, como ya he comentado-. ¿Por qué a algunos artistas les pedimos que no cambien ni un milímetro su estilo y a otros les echamos en cara que no varíen su sonido? Realmente no lo sé, pero lo que sí que sé es que Danko Jones son de estos segundos.

Comentarios

Comentarios