Robert Randolph & the Family Band – ‘Brighter Days’ (Provogue 2019)

Robert Randolph & the Family Band – ‘Brighter Days’ (Provogue 2019)
4.7 (94%) 20 votes

La historia de Robert Randolph es parecida a la de algunos otros músicos de su país: criado en el seno de una iglesia con el gospel y la tradición cristiana como únicos sonidos permitidos, no fue hasta una cierta edad que este intérprete conocido por su pericia con la pedal steel guitar descubrió otros sonidos más «seculares».

Así, nuestro protagonista no descubrió estilos como el rock, funk, soul, jazz o las jam bands hasta después de su adolescencia. Eso no fue impedimento para que Randolph decidiera que todos los estilos están en realidad conectados: «Toda la música está relacionada. El gospel es lo mismo que el blues. Lo único que cambia es que en el gospel más puro la gente canta sobre Dios y Jesucristo y en el blues cantan sobre ‘mi chica me ha dejado’ y el whisky».

Sea como fuere, a comienzos de este siglo el peculiar estilo de Randolph a la guitarra le llevó a tocar en clubs de Nueva York que pronto fue llenando. Su música llegó a oídos de Eric Clapton, que se lo llevó de gira, y gente como Carlos Santana y Derek Trucks se declaran también admiradores suyos.

Así llegamos a «Brighter Days», su nuevo disco que se edita en las próximas semanas y que podría pasar como una perfecta definición sonora de lo que la música de Randolph representa. Y es que en esta decena de canciones podemos encontrar todos los elementos que hacen del sonido de Robert Randolph & the Family Band algo especial. Porque aquí se mezclan esas raíces gospel con pinceladas de rock sureño, de jazz y de soul, junto con el groove de Stevie Wonder o la tendencia hacia lo coral de Sly and the Family Stone.

En estas diez canciones podemos decir pues que se mezclan equilibradamente todos esos ingredientes, dando como resultado un cóctel en el que nada se atraganta, sino que pasa limpiamente a la vez que calienta el gaznate. Una combinación de elementos conocidos que casan a la perfección, resultando en algo completamente diferente y propio.

«Brighter Days» es también un disco positivo, de esos que alegran el día, y en ese sentido no creo que el título sea ninguna casualidad. A mí me tiene completamente enganchado, por lo que a nadie sorprenderá que recomiende encarecidamente echarle al menos una escucha.

Comentarios

Comentarios