Ghost Trip – ‘Pesadillas, malos tiempos y todos sus amigos’ (MMM Music 2019)

Ghost Trip es una banda de Barcelona que practica lo que ellos denominan electrorock y que debutó discográficamente en 2014. Tras varios singles y EPs, fue en 2017 cuando lanzaron su primer álbum, «Reincarnation». La gira de presentación de este disco les animó a grabar «Live in Barcelona», un directo grabado en la sala Bóveda de la ciudad condal con el que el grupo dejaba testimonio de esta primera etapa de su carrera.

A finales de marzo Ghost Trip han puesto en circulación su nuevo trabajo, «Pesadillas, malos tiempos y todos sus amigos». Diez cortes (nueve canciones más una intro) componen este disco de largo título que supone el segundo larga duración para los barceloneses. Una obra para la que la banda dice haber afrontado una serie de desafíos, como la adopción del castellano en las letras en detrimento del inglés, adoptar una temática conceptual y tomar un nuevo enfoque en cuanto a su sonoridad.

Así, nos encontramos con un disco en el que atravesamos una serie de estados anímicos que se reflejan en esas letras en castellano y a las que parece habérseles concedido bastante importancia dentro del conjunto. Títulos como «Autoconsciencia», «Asfixia», «Mejora» y «Calma» parecen pues bastante autoexplicativos del contenido y de las sensaciones que quiere transmitir un álbum cuyo título genérico ya nos da también una excelente pista.

Musicalmente estamos ante un trabajo con un sonido bastante contemporáneo en el que fusionan la electrónica con las guitarras de rock, pero en el que ambos mundos conviven en perfecta armonía, sin estridencias ni uno destacando sobre el otro. Porque Ghost Trip son esencialmente una banda de rock que utiliza la electrónica como un elemento más de su sonido, de manera natural y fluida. En este sentido tal vez habría que ponerlos en relación con bandas como Republica, más que nada por compartir vocalista femenina y esa fusión de electrónica con rock, pero ahí acabarían las similitudes supongo.

En cualquier caso este «Pesadillas, malos tiempos y todos sus amigos» supone un ejercicio bastante interesante de un tipo de rock al que no estamos demasiado acostumbrados dentro de nuestras fronteras.

Comentarios

Comentarios