Weak – ‘The Wheel’ (BCore/La Agonía de vivir 2019)

Weak – ‘The Wheel’ (BCore/La Agonía de vivir 2019)
4.4 (88.18%) 22 votes

Las etiquetas musicales, parafraseando un antiguo anuncio televisivo, nacen, crecen, se reproducen y… pasado un tiempo, vuelven a resurgir de la mano de una nueva generación de músicos que o bien las vivieron de primera mano a una tierna edad, o bien los han conocido de segunda gracias a que, afortunadamente y al contrario que las protagonistas del mencionado anuncio, la música es inmortal.

Así, de la mano de Weak, nuestra mente se retrotrae a los años 90 y a aquellos discos que consumíamos de adolescentes dentro de aquello que se dio en llamar hardcore melódico. Pero no estamos ante unos recién llegados, puesto que los cuatro miembros del grupo (Fangui, Mérida, Fon y Tote) tienen experiencia en bandas como The Attack of the Brain Eaters, Wild Animals o Useless Lima.

Los 23 minutos repartidos en ocho cortes que contiene este «The Wheel» representan la tarjeta de presentación de la banda. Grabado entre Asturias y Madrid, el disco fue mezclado por Santi García y Borja Pérez en Ultramarinos Costa Brava y está disponible desde el pasado día 8 de este mes de marzo.

Estamos ante un debut que, como decimos, no habría desentonado en el año 1997. Efectivamente Weak han sabido cómo revivir un sonido que a los que lo vivimos entonces puede parecernos un poco anclado en un momento muy determinado, pero que está claro que no ha dicho su última palabra. Y más que actualizarlo aplicándole un barniz que incluya otro tipo de etiquetas, Weak han decidido rescatarlo tal cual. Para lo bueno y para lo malo.

Entre lo bueno tenemos que estamos ante un álbum de harcore melódico canónico que debería gustar a todos los que disfrutan y disfrutaron de todas aquellas bandas (en la información promocional se cita a NOFX, Satanic Surfers y Lagwagon); entre lo malo está que tal vez el sonido acabe pecando de cierto mimetismo para con sus referencias (aunque su brevedad permite que su escucha fluya casi sin que nos demos cuenta). Para gustos supongo.

Comentarios

Comentarios