Radio Moscow – Zaragoza (Sala López 17-3-2019)

Radio Moscow – Zaragoza (Sala López 17-3-2019)
4.4 (87.62%) 21 votes

Repleta de eventos estuvo la pasada semana la ciudad del cierzo, protagonistas durante el fin de semana incluido el domingo. Y aunque resulte un día incómodo no por ello, a los que nos gusta disfrutar de las citas musicales, nos hace quedarnos en casa, sobre todo cuando la cita es con una banda como Radio Moscow que nos visitaba por primera vez. Embarcados en una mini gira europea que los traía de Francia, al día siguiente iban a Barcelona con todo vendido para acabar en Portugal con un sold out en el país luso. Que elijan aunque sea un domingo nuestra ciudad es de agradecer tanto al grupo como al promotor. La gente que suele consumir estos conciertos ya sabe que no le va a dejar indiferente y lo disfruta desde el minuto uno.

Pasaba media hora de las nueve cuando Parker Griggs y los suyos pisaban el escenario de la López, para ofrecernos uno de esos conciertos históricos en la ciudad. «New Beggining», tema que da título a su quinto y hasta la fecha último disco, fue la encargada de abrir el repertorio, en el que tuvieron cabida temas de todas sus grabaciones siendo la última con hasta cuatro canciones la más representada.

Antes de atacar «So Alone» se presentaron los de San Diego con el típico cumplido de estar muy contentos de estar por primera vez aquí. Hacía la mitad del show, nos dieron un breve descanso, con el único tema que recordaron de su álbum homónimo, «Deep Blue Sea», un medio tiempo que se fue acelerando, con gran peso de la guitarra pero bien secundado como en todo el concierto por Anthony Meier al bajo, para dar paso a «Dreams», otro de los temas nuevos, «Death Of A Queen de Magical Trip», «No Good Woman» de su «Brain Cycles» y el soberbio y técnico solo de batería que se marcó Paul Marrone fueron el broche de la primera parte . No se hicieron de rogar mucho y salieron a ofrecernos dos temas más, empezando con «250 Miles / Brain Cycles» y Para acabar con «Pacing», otra de sus últimas grabaciones, para esta vez sí, no salir más.

El grupo, como la mayoría de esta hornada, no inventa nada que no se hiciese en los sesenta y setenta, es cierto, pero que gente joven apueste por recuperar sonidos de épocas gloriosas para la música en general y para el rock en particular, se agradece, ya que la mayoría, por no decir todos, de los que estábamos en la sala, no pudimos disfrutar de grupos como Blue Cheer, Cream o esa bestia parda zurda llamada Jimi Hendrix, que son las influencias -entre otras como Allman Brothers-, más destacadas del trio californiano.

El concierto fue corto, una hora justa; algún asistente llegó a comentar al respecto que justo cuando se estaba animando se acabó. Hay que decir que para la mayoría, nos pareció así, siendo que con cinco grabaciones, mínimo veinte o treinta minutos más ya hubiese sido perfecto. Pero se quedó en un concierto correcto y como se suele decir, son cosas del directo. Lo disfrutamos igual, ya que como decía antes, tener estos grupos en Zaragoza es todo un lujo, y el público va entendiendo que la asistencia a los mismos es importante. Para ser un domingo, hubo una buena entrada y la hora ayudó a los que teníamos que madrugar a horas que aún no están las calles puestas.

Comentarios

Comentarios