Nine Shrines – ‘Retribution Therapy’ (Mascot 2019)

Estos debutantes engloban diversas influencias y corrientes del metal de los últimos años

Nine Shrines – ‘Retribution Therapy’ (Mascot 2019)
4 (79%) 20 votes

Nine Shrines es un quinteto de metal procedente de la ciudad norteamericana de Cleveland que se formó en el año 2014. El próximo mes de abril el sello Mascot pondrá en circulación su debut «Retribution Therapy» en el que el combo estadounidense le da una vuelta de tuerca al sonido del metal de nuestros días.

A todos los involucrados en el proyecto les unió una experiencia similar en bandas anteriores que se fueron al garete por su inexperiencia: el batería Andrew Wetzel provenía de una banda llamada Attack Attack!; el bajista Devon Voisine y el guitarrista Andrew Bailis de Life on Repeat; Evan McKeever el otro guitarrista de Downplay; y finalmente el vocalista, Chris Parketny, que había participado en un grupo llamado Strangers to Wolves. Juntos pretenden devolver a la música más dura el explendor de décadas pasadas que, según su percepción se ha perdido, haciendo todo mucho más previsible; también les mueve crear algo perdurable.

La banda registró este debut con el productor Dan Korneff (My Chemical Romance, I Prevalence, Pierrce the Veil, All All Remains o Papa Roach). Con él grabaron una docena de canciones que llevan al grupo por diversos terrenos por los que ha transitado el mundo del metal más actual durante las últimas dos décadas.

Así podemos escuchar aquí riffs de aquello que se dio en llamar nu metal, estribillos melódicos, presencia bastante patente de elementos de electrónica o voces acercándose casi a lo gutural. Personalmente a mí en ocasiones me recuerdan a uno de aquellos grupos perdidos en la neblina del tiempo de los que casi nadie se acuerda como fueron Orgy (hablo en pasado porque creo que ya no existen), aunque en la información promocional se mencione a Powerman 5000, o a otras cosas estas sí con mayor predicamento como Slipknot o Korn.

En conjunto pues, este «Retribution Therapy» nos muestra a unos Nine Shrines muy actuales; un grupo que ha asimilado variadas influencias dentro de las corrientes y subgéneros del metal de los últimos años para crear un artefacto que, si bien resulta encomiable porque transmite mucha fe por parte de la banda en su propio material, a mí me acaba dejando bastante frío.

Comentarios

Comentarios