The Neal Morse Band – ‘The Great Adventure’ (Metal Blade 2019)

Una obra conceptual densa que representa la continuación de su predecesor

The Neal Morse Band – ‘The Great Adventure’ (Metal Blade 2019)
4.3 (86.09%) 23 votes

El conocido Neal Morse y su banda de virtuosos (a saber: el ubicuo Mike Portnoy a la batería, Randy George al bajo, Bill Hubauer en teclados y Eric Gillette a las guitarras) lanzaron a finales del paso mes de enero su nueva obra de estudio. Su título es “The Great Adventure” y son cerca de dos horas de nueva música distribuida en dos CDs (tres discos en versión LP de vinilo; también se ha lanzado una edición especial que va acompañada de un DVD).

El título del ambicioso álbum, inspirado en la última frase incluida en “The Similitude of a Dream”, el disco que la banda lanzó en 2016, bien podría describir las circunstancias de la grabación, que se alargó bastante para los estándares de anteriores trabajos de Neil Morse. Esto significa que los cortes sufrieron variaciones y descartes a lo largo del proceso, con cambios de última hora incluso realizados en el propio estudio y partes que no sobrevivieron al corte.

Y como el disco previo del grupo, este nuevo trabajo se ha inspirado parcialmente en la obra “The Pilgrim’s Progress” de John Bunyan. Siguiendo esa división en dos CDs que mencionábamos en el primer párrafo, el álbum se divide en “Act I” y “Act II” (conteniendo tres y dos capítulos respectivamente, con diferente número de canciones cada uno hasta un total de 22 canciones).

Estamos hablando por tanto de una obra conceptual en la que musicalmente la banda nos muestra su pericia utilizando diferentes estilos y registros. Es por momentos un álbum denso, que es necesario escuchar acompañado de unas buenas sales de frutas auditivas por su complicada digestión. Nada que debiera sorprender a nadie por otra parte conociendo a los protagonistas y leyendo sobre la concepción del disco.

Dicho lo anterior, también hay que dejar claro que “The Great Adventure” representa una buena continuación de su predecesor a la que hay que dar algo de tiempo para que repose y el oyente pueda hacerse con todos sus vericuetos. Obviamente no es un disco para todo tipo de público, pero creo que decir esto también está de sobra.

Comentarios

Comentarios