The Night Flight Orchestra – ‘Internal Affairs’/’Skyline Whispers’ (Nuclear Blast 2018)

The Night Flight Orchestra – ‘Internal Affairs’/’Skyline Whispers’ (Nuclear Blast 2018)
3.9 (77.78%) 27 votes

Tengo que reconocer que el descubrimiento de los suecos The Night Flight Orchestra ha sido para mí una muy grata sorpresa.

Su formación se remonta al año 2007, cuando en plena gira norteamericana del grupo de death metal melódico Soilwork, dos de sus miembros principales, Björn Strid y David Andersson, deciden amenizar su periplo por carreteras usamericanas con una especial banda sonora, de su propia factura e inspirada en las bandas que, a su vez, los inspiraron a ellos en sus primeros acercamientos a la música.

Esta primigenia idea motora de NFO se plasma en el año 2012, a través de la discográfica italiana Coroner Records, en lo que acaba siendo el primer largo del grupo, “Internal Affairs”, donde se reúnen figuras de la talla de Sharlee D’angelo (Arch Enemy, Spiritual Beggars) o Richard Larsson (Von Benzo), junto con los dos ya citados miembros de Soilwork, para parir un disco de clara y perfecta orientación setentera que, en mi opinión, se acerca a la ejecución y el sonido de algunos grandes clásicos.

Tras un segundo disco en Coroner Records, “Skyline Whispers”, la banda ficha por Nuclear Blast, donde suman otros dos títulos a su discografía (“Amber Galactic”, 2017 y “Sometimes The World Ain’t Enough”, 2018).

Probablemente viendo el tirón del grupo, su actual discográfica decide reeditar bajo su ala las dos primeras referencias de la banda, “Internal Affairs” y “Skyline Whispers” (noviembre 2018), ambas objeto de este texto.

Es “Internal Affairs”, probablemente, el disco donde en mayor medida NFO despliegan el amplio abanico de sonidos con el cual consiguen, no sólo transportarnos más de cuarenta años atrás, sino alegrarnos cualquier fría y lluviosa mañana de invierno camino del trabajo.

Repleto de increíbles y maravillosas melodías en forma sensacionales estribillos, “Internal Affairs” maneja tu cabeza de un lado a otro fuera de control materializando, made in the seventies, doce temas donde no sobra una nota y todo encaja de tal manera, que la propuesta de vuelta atrás hacia el Soft, Hard, Funk o Adult Oriented Rock consigue reunir toda una década en apenas una hora de música. Y todo ello sin siquiera resultar forzada por un segundo. Tanto es así, que he recuperado hasta mis flared trousers.

Perlas tales como “California Morning”, “1998”, “West Rud Ave.”, “Miami 502”, la propia “Internal affairs” (impagable recreación al estilo de los mejores fichajes del ambiente Blaxploitation) o “Stella Ain’t No Dove” (sobresaliente ejercicio de mixtura de estilos), nos plantan ante claras referencias de la época, pero revisitadas de tal manera que, como decíamos antes, aportan una visión de calidad, buen gusto y saber hacer que hace del resultado final un producto, no sólo impecable, sino también de más que apetecible y reiterado consumo.

Tal ha sido en mí el impacto de este ya veterano debut de NFO que, puesto sobre la mesa lo obvio –que llevo varias semanas escuchándolo sin descanso de camino al trabajo- me ha acercado sin remisión al resto de su discografía.

Pero sin ánimo de desgranar los cuatro trabajos al completo, sí que al menos nos centraremos durante unas pocas líneas en la reedición de su segundo largo, “Skyline Whispers”, motivo también de esta reseña.

Para este título, los suecos limitan quizá su paleta de registros para presentar una obra mayormente centrada en sus influencias más hard y AOR. Dejando temporalmente de lado los giros más funk o propios del soft rock, el grupo se acerca muy mucho a ciertas composiciones de los KISS más melosos (en “Living for The Nighttime”, por ejemplo). No obstante, y aunque desde mis posiciones este sea inferior a su primer disco, ”Skyline Whispers” cuenta con un buen puñado de canciones que hacen las delicias de nostálgicos como un servidor.

Los ritmos y estribillos de temas como “Stiletto”, “Lady Jade” (otra vez los de Detroit…), “All the Ladies”, “Roads less Travelled” (de lo mejorcito de este Lp, pero con ligero y lejano aire a cierto grupo irlandés), “The Heather Reports” (la más dura) o “September You’re A woman” (brillante broche final), conforman un esfuerzo más que notable de NFO para recuperar con éxito toda un época de la historia del Rock, línea que seguirán en posteriores entregas, aunque recuperando por momentos las pinceladas funk, jazzy y demás sonidos añejos.

Para descubrir.

Comentarios

Comentarios