August Burns Red + Betraying The Martyrs + Wage War – Madrid (Caracol 5-12-18)

August Burns Red + Betraying The Martyrs + Wage War – Madrid (Caracol 5-12-18)
3.9 (77%) 20 votes

Tras superar el cada vez más difícil peregrinaje por las calles de la capital del reino, de nuevo acudíamos a la sala Caracol para una nueva entrega del Route Resurrection Fest, la penúltima antes de que este año llegue a su fin y para la cual los de Viveiro nos habían preparado una verdadera fiesta del metalcore. Dos bandas acompañaban a August Burns Red en la velada: Wage War y Betraying the Martyrs.

Estos últimos, surgidos entre la espesa niebla que surgía del escenario comenzaron a subir la temperatura de la noche. Más curtidos que en anteriores visitas -ya saben que aparecen por la geografía patria con cierta asiduidad-, suponemos que sus extensas giras como invitados de otras bandas que les han permitido acceder a una continuidad sobre las tablas, y ante diversos públicos, ha conseguido que den con el pegamento adecuado para que su sonido sea estremecedoramente compacto.

Consiguieron que los que por el momento se hallaban en la sala comenzaran a protagonizar los clichés de cada concierto de metal, a saber, walls of death y circle pits, mientras sobre las tablas también se afanaban en repetir alguno que otro de esos clichés.  Betraying the Martyrs se despidieron tras media hora larga rozando los cuarenta minutos en los que nos mostraron de nuevo que son la eterna promesa del deathcore, siempre a punto de dar el gran salto. Esperemos que no sucumban a sus propios efluvios y verlos encabezando su propia gira en algún momento.

Tras ellos llegaba el turno de Wage War. Su metalcore edulcorado con momentos más saltarines y alguno con sobredosis extra de glucosa caló más en las primeras filas, que incluso coreaban sus temas a medida que desgranaban su repertorio.

Buena actitud y buen sonido, temas pegadizos de los que disfrutaron sobre todo el público femenino, a juzgar por el volumen de sus voces mientras los cantaban junto a sus ídolos, hicieron que sus tres cuartos de hora no fueran demasiado monótonos, sobre todo para el numeroso plantel de seguidores que se arremolinaron en las primeras filas durante su actuación.

Tras la limpieza del escenario, llegaba el turno de los protagonistas de la noche, August Burns Red, a los que no hace mucho vimos ejerciendo el rol de escuderos de lujo de otra banda y que desde el primer momento dejaron claro el porqué eran los cabezas de cartel.
Metalcore extremadamente técnico, violento y a la vez con un groove digno de reseñar, hizo que los allí reunidos conectaran desde el primer momento con la banda. Un buen huego de luces (própio), algunas columnas de niebla vaporizada y la innegable soltura de Jake Luhrs, su vocalista hicieron el resto.

Si a todo esto le pones un listado de canciones compensado, en el que los himnos de la banda se entretejen con los temas más nuevos, esos que estan dentro de lo que es su más reciente trabajo, “Phantom Anthem“, consiguen que la jugada sea redonda.

Quizás la única pega que les podemos poner fue el momento en el que abandonaron el escenario para que Matt Greiner tuviera su momento de gloria durante un solo de batería en el que dejó claro el porqué es considerado uno de los mejores dentro del género, pero que no aportó nada al intachable espectáculo que August Burns Red nos ofrecieron esta noche, con perlas como “Marianas Trench“, “Meddler” o “Ghosts“.

En definitiva, tuvimos la ocasión de ver con August Burns Red cuan grande puede ser la diferencia en una banda cuando encabeza su propia gira, con la libertad de elegir su repertorio, su iluminación y su puesta en escena.

Realmente el salto de calidad de August Burns Red fue esta noche increíble, y los coloca a un nivel en el que podrían codearse con auténticos tótems del género.

Una banda que hizo las delicias de los allí congregados y que nos sorprendió gratamente.

Comentarios

Comentarios