Jason Becker – ‘Triumphant Hearts’ (Music Theories Recordings 2018)

Una obra realizada junto a toda una constelación de ases de la guitarra

Jason Becker – ‘Triumphant Hearts’ (Music Theories Recordings 2018)
4.5 (89.12%) 68 votes

El próximo 7 de diciembre se edita el nuevo disco de Jason Becker, algo realmente sorprendente debido a la enfermedad que sufre el guitarrista y que debería ser motivo de alegría para los aficionados.

Porque si no has vivido las últimas tres décadas de espaldas a la civilización, deberías saber que este músico que formó parte de Cacophony junto al también virtuoso Marty Friedman y posteriormente sería miembro de la banda de David Lee Roth, fue diagnosticado con ELA hace ya 29 años. Actualmente la enfermedad le tiene totalmente paralizado y Jason utiliza un sistema que reconoce sus movimientos oculares y le permite comunicarse así con el mundo exterior, además de que le sirve también para seguir creando música. Como dice el propio Becker en la cotraportada del disco, “I can’t speak. I can’t play. But this flesh has much more to say…” [“No puedo hablar. No puedo tocar. Pero este cuerpo tiene mucho más que decir…”].

“Triumphant Hearts”, un título que parece aludir a la perseverancia y espíritu de lucha del que ha hecho gala durante tantos años Becker, está compuesto por catorce canciones en las que participa toda una constelación de músicos amigos y guitarristas de primera línea. A saber: a su “hermano” Friedman hay que sumar las guitarras de Michael Lee Firkins, Steve Vai, Joe Bonamassa, Paul Gilbert, Neal Schon, Greg Howe, Richie Kotzen, Gus G., Chris Broderick, Uli Jon Roth, Steve Morse o Joe Satriani entre otros. Casi nada.

Así nos encontramos con un álbum en el que se pueden ver disitintas facetas del Jason Becker compositor, desde la más cercana a los cánones clásicos, hasta su vena más har rockera, pasando por los sonidos más melódicos. Todas las aportaciones aquí van además enfocadas a enriquecer la canción, a acompañar a la partitura pero sin exceso de testoterona recorremástiles, lo que se traduce en unas canciones de escucha muy agradable, despojadas de estridencias ni de momentos de guitar hero, a pesar de lo que se pueda pensar a tenor de los músicos involucrados.

No obstante también hay que tener en cuenta que este tipo de obras no son gusto de todo tipo de oídos, por lo que deberían abstenerse todos aquellos a los que les produzcan la más mínima urticaria los discos de guitarristas (aunque hay que dejar claro también que no estamos ante un disco instrumental, por si acaso…).

Comentarios

Comentarios