Los Penúltimos – “Carretera y manta” (Los Penúltimos 2018)

El cuarteto madrileño no lo tiene

Los Penúltimos – “Carretera y manta” (Los Penúltimos 2018)
3.9 (77.14%) 21 votes

Dicen que con voluntad y con tesón se puede conseguir lo que uno quiera, pero a la vista de los resultados Los Penúltimos deben de ser la excepción que confirma la regla. Porque el cuarteto madrileño lo intenta en este su quinto trabajo, pero desde luego no lo consigue.

En esta decena de canciones autoproducidas (hecho este de la autoproducción que se nota en un sonido un tanto amateur), como decimos Los Penúltimos realmente intentan entregar una colección de temas que sea trascendente. Utilizando como base blues y pub rock, aunque también acercándose por ejemplo a la Velvet Underground (escúchese la final “Voy”), los cuatro componentes del combo se afanan en alcanzar un nivel de excelencia que les queda demasiado grande.

Con unas letras por momentos ridículas (lo siento, que no se me ofendan sus habitantes porque tengo nada contra Aguilar de Campoo, pero el tema que le han dedicado nuestros protagonistas a la localidad galletera resulta sonrojante) y un vocalista que claramente no da la talla (aunque el grupo se haya empeñado en destacarlo sobre el resto de los instrumentos), da bastante igual que instrumentalmente el combo esté lo suficientemente capacitado para reproducir una serie de sonidos que, por otra parte, acaban sonando genéricos y sin personalidad dado su mimetismo.

Y aunque no lo parezca por todo lo dicho hasta aquí, me jode bastante tener que cargarme a un grupo que con toda su ilusión nos ha enviado un disco del que probablemente se sientan muy orgullosos, pero uno tiene que ser consecuente con sus opiniones y no endulzarlas por el qué dirán al tratar de plasmarlas por escrito. En un mundo dominado por una mentalidad que solo busca cosechar cuantos más “likes” en las redes sociales mejor y en el que parece que ya no existan las críticas negativas -salvo, por lo visto, que tu grupo se llame Greta Van Fleet-, creo que es más necesario que nunca decir las cosas sin ambages: Los Penúltimos no lo tienen.

Comentarios

Comentarios