Black Peaks + Tusky + The Prestige – Madrid (Moby Dick 4-11-2018)

Black Peaks + Tusky + The Prestige – Madrid (Moby Dick 4-11-2018)
4.3 (86.36%) 22 votes

Siguiendo con nuestro periplo por este fin de semana extra largo en la capital del reino, queríamos recibir una sesión de sonidos duros para la noche del domingo. Así que la elección, no sin cierta meditación, fue acudir a una de las salas con más solera del foro a ver a una de las bandas con más proyección dentro de la escena hardcore metalera.

Nos referimos a Black Peaks, que cerraban con la fecha de la capital del reino su amplia gira por el reino desunido y la vieja europa, en la que, acompañados de Tusky y The Prestige en la parte continental, han recorrido una buena cantidad de kilómetros y ciudades. La cita era en una de las salas más emblemáticas del foro, la Moby Dick.

Cabe decir que esta era la primera ocasión en la que los de la pérfida albión encabezaban una gira por la piel de toro, puesto que en anteriores ocasiones siempre habían acudido dentro de las programaciones de algún festival, como la edición de 2017 del Download (https://bit.ly/2Ry3tFh), o como artistas invitados de otros grupos.

Rompieron el hielo The Prestige, que desde la ciudad de la luz nos ofrecieron su post metal progresivo con una fiereza y una sinceridad realmente impactante, y aprovecharon para presentar temas de su segundo álbum, “Amer”, sobre las tablas de la Moby Dick. Sorprendentes y tremendamente intensos, desde luego merece la pena seguir la pista de este cuarteto porque su propuesta tiene una personalidad abrumadora que esperemos que no pierdan y que se vaya afianzando a medida de que vayan creciendo. Nos apuntaremos a cualquier oportunidad para volverlos a ver por estos lares. Hagan lo propio.

Tras la media hora de la que dispusieron en el escenario, dejaron paso, sumergidos en sudor, a los siguientes en salir, llegados directamente desde el pais de los tulipanes. Nos referimos a Tusky, que mucho mas clásicos en cuanto a estilo que The Prestige, mostraron su desparpajo tanto durante los temas, como durante las pausas entre estos. A pesar de auto definirse como una banda punk rock, sus postulados estan más cercanos al harcore melódico americano, con un punto irónico bastante evidente. Lo que está claro es que Tusky se lo pasan bien sobre las tablas. No queremos decir con esto que se lo tomen a cachondeo, pero el cachondeo parece ser parte indisoluble en su filosofia vital. Nos mostraron una variada selección de sus temas y nos obsequiaron con una muy efectiva versión del “Needles” de System Of A Down, ampliamente coreada por el público. Sonido acerado, pulcro y contundente a lo largo de los casi tres cuartos de hora de que dispusieron, en los que tuvieron tiempo de invitar a participar en los coros a Will Gardner, líder de Black Peaks durante uno de sus temas, en la parte final de su concierto.

Con la sala convenientemente caldeada, los de la costera Brighton hacian su aparición para el regocijo de los allí congregados. Desde el primer momento la complicidad con el respetable se hace evidente. Los potentes temas de Black Peaks hacen el resto. Ese post metal, con momentos más melódicos, otros más progresivos, pero todos ellos con una contundencia que posiciona a esta banda como una de las que mayor progresión han conseguido en los últimos tiempos, y que estan llamados a picar mucho más alto en el futuro.

Sonido, en una sala en la que todo parece que suena bien, extremadamente cuidado, con un punto por encima de la media. A las claras se ve que Black Peaks son una apisonadora. Comandados a la perfección por el carismático Gardner, y apuntalados por el resto de miembros, entre los que cabe destacar al brillante Liam Kearley a los parches, ofrecen una propuesta que, dentro de los postulados estilísticos del género, añade un punto de personalidad propia que se consolida en el tiempo, y que probablemente, como hemos dicho, les pueda granjear en el futuro el ascenso a una liga superior.

Algo más de una intensa hora duró el cuerpo central de su concierto, repasando principalmete su más reciente trabajo discográfico, “All That Divides”, pero sin dejar de lado temas clásicos de la trayectoria de la banda, en el que pudimos ver, fruto del progresivo calentamiento, y probablemente que se trataba del cierre de gira, momentos a recordar, como cuando en la postrimerías del mismo, Kearley se bajó parte de su batería a la pista de la Moby Dick, para interpretar desde ahí, con Joe Gosny subido en ella a su lado, un tema, o a Gardner encaramándose a la barra para desgañitarse durante otro tema.

Tras ello, una breve pausa tras la que salen de nuevo para dar por terminado el concierto tras un bis con un par de canciones más dejando unas estupendas sensaciones entre los asistentes, que tras finalizar se arremolinaban en torno al puesto de venta de material de la banda para hacerse con camisetas o discos, y departiendo distendidamente con los miembros del grupo. Alto voltaje.

The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
The Prestige
Tusky
Tusky
Tusky
Tusky
Tusky
Tusky
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks
Black Peaks

Comentarios

Comentarios