Los Brazos: entrevista

Los Brazos: entrevista
4 (80%) 22 votes

“Toda nuestra carrera es un hito en sí”

Desde la capital del mundo (aka Bilbao) nos llegan Los Brazos, información que probablemente esté de más, puesto que dudo que a estas alturas todavía haya alguien dentro de este mundillo nuestro que no haya al menos oído hablar de ellos. Un trío que tiene en el directo el mejor de sus aliados y que precisamente está presentando esta última temporada su primer álbum en vivo. “Live 2015-2017” es un fiel reflejo de lo que es actualmente la banda en concierto y nos da la excusa perfecta para entrevistarlos por vez primera en esta falible web.

– Vuestro último lanzamiento es un directo que repasa toda vuestra trayectoria hasta el momento. ¿Es algo así como el cierre de una etapa y el comienzo de otra?

– En cierta forma es el cierre de una etapa, pero sólo en el sentido de que queríamos dar un impulso a nuestras canciones, a nuestros comienzos. Ahora que hemos visto que la cosa va creciendo queríamos que la gente que llega de nuevo pueda ver nuestra propuesta sin olvidar qué hemos hecho hasta ahora. Era también algo original y una nueva vis de la banda para quienes ya nos conocen, a la vez, así que este álbum nos parecía una buena idea por varios motivos.

– Ya que hablamos de vuestra trayectoria, ¿qué es lo que más destacarías de ella? ¿Cuáles crees que son vuestros hitos como banda?

– Tenemos un estilo muy heterogéneo que nos ha llevado a muchos sitios muy distintos, hemos estado en festivales de todo tipo, hemos viajado mucho, tocado casi 500 conciertos ya y todo ello siendo una banda completamente independiente, creemos que todo ello es un hito en sí; tenemos un público muy heterogéneo y, aunque la mayor parte sean músicos o público del rock de toda la vida, en muchos casos se trata de gente alejada del rock que nos ve como una propuesta cercana, interesante y divertida. No tenemos prisa en crecer, nos tomamos las cosas con calma, no pisamos el camerino y procuramos conocer bien los lugares y gentes que visitamos. Tenemos un concierto que gusta a casi cualquiera y casi todos los discos que hemos vendido están dedicados y firmados, lo que deja claro que a la gente le gusta nuestra forma de hacer las cosas.

“El propio público
nos demandaba
grabar en directo”

– Sorprende que hayáis sacado un disco en directo teniendo en cuenta lo relativamente corta que es vuestra carrera. ¿Cómo es que os decidisteis a grabar en vivo?

– El propio público nos decía constantemente que si estuviéramos delante del escenario en uno de nuestros conciertos no dudaríamos en grabarlo. Así que durante la pasada gira decidimos grabar todo lo que pudimos, que es además algo que no hace casi ninguna banda, y menos en el caso de las bandas independientes. Hacer un disco así era un reto muy bonito, había que hacerlo.

– Por lo que he leído el trabajo de producción del disco ha sido bastante laborioso, ¿podrías explicarnos un poco cómo lo hicísteis?

– Sí, fue un infierno (risas). Primeramente porque se grabaron 26 conciertos, prácticamente
todo de dos horas y media para arriba de duración. Así que solamente escuchar el material fue una locura absoluta: había directos inaudibles y había otros con problemas técnicos de todo tipo: hubo que pre-mezclar todo, cosa que ya supuso un currazo (y un montón de tiempo perdido hasta que tuvimos cosas “audibles”) y que hicimos a medias con Unai Mimenza, de Soinuart, en Bilbao. Una vez hecho esto, hubo que escuchar todo con mucho detenimiento e ir ordenando las tomas por temas, luego ir descartando, luego volver a mezclar y masterizar (trabajo que se hizo ya con Saúl Santolaria en Sweet Saul Music Studio de Sopelana) y una vez teníamos todo mezclado hubo que repasar todas las mezclas hasta conseguir que 18 canciones en 18 escenarios distintos sonaran de forma relativamente homogénea. Una locura.

– A propósito, ¿cómo es que decidisteis que cada canción fuera de un concierto diferente en lugar de lanzar un concierto completo? ¿No habría resultado mucho más sencillo?

– Pues sí, habría sido mucho más sencillo, pero el disco habría perdido toda su personalidad: gracias a esta forma de hacerlo, el álbum es no sólo un resumen de una noche de gira en una banda independiente: es a la vez un reflejo del estado de la música independiente en un territorio y en una época concreta, es el fiel reflejo del trabajo de promotores, organizadores y dueños de salas por todos los rincones de península e islas, también la suma de gentes que han sido testigos de cada evento y, sobre todo, la suma de aportaciones de técnicos, músicos, amigos, públicos y personas de muy distintos orígenes y circunstancias. Era una idea muy bonita magnificar así un trabajo tan humilde y además no tiene precedentes. Las personas podemos hacer cosas muy chulas trabajando juntas, olvidando diferencias y buscando lo que nos une.

– Cambiemos de tema porque estoy seguro de que nuestros lectores quieren enterarse también de otras cosas. Recientemente sustituísteis en Bilbao a Ruby The Hatchet, que no pudieron tocar porque habían sufrido un robo mientras estaban de gira, y además pedísteis que todo el caché se les pagara a ellos…

– Así fue. Nos enteramos de que la banda no podía tocar en Bilbao, del tema del robo y además de que la sala que iba a ofrecer el concierto, La Nave 9 T, de Txarly Romero, iba a tener que cerrar ese día, en plenas fiestas de Bilbao: un lugar que apuesta todo el año por la música en vivo, que se juega los cuartos, sufre un importante perjuicio también si tiene que cerrar en unas fechas así, aparte ya de que técnicos y demás trabajadores no curran, claro… Nosotros ese día ensayábamos, estábamos en la zona y además tocamos muy poquito en Bilbao: creímos que sería algo bonito tanto echar un cable a la sala como al grupo: todo el mundo iba a salir ganando, así que lo propusimos directamente y bueno, la gente respondió increíblemente bien. Fue una fiesta.

“Nuestro próximo disco
de estudio está
prácticamente listo”

– Por cierto, he visto por ahí también que ya estáis tocando canciones nuevas, ¿para cuándo podremos esperar nuevo disco de estudio?

– Nuestro próximo disco de estudio está prácticamente listo, así que probablemente el año que viene salga: estamos retrasándolo fundamentalmente por “Live 2015-2017”.

– Vosotros giráis bastante por toda la península e incluso habéis realizado giras internacionales. Imagino que habréis compartido escenario con muchos grupos, ¿de cuáles tenéis mejor recuerdo musical o personalmente?

– Uhm: es casi imposible dar solo un par de nombres, la verdad: hemos conocido a mucha gente. Blue Moon Revue, una banda de Indiana nos impactó bastante por su cercanía y por su propuesta, que nos gustó mucho, pero hay mil casos: Electric Mary, una banda tributo a Rory Gallagher con la que coincidimos en Torreperogil… es difícil, han sido muchos conciertos (risas).

– Parece que en los últimos tiempos a nivel nacional la cosa se empieza a mover y está empezando a surgir (o a resurgir, no lo tengo muy claro) una escena de rock. ¿Cuáles son vuestros grupos preferidos y cuáles nos recomendaríais?

– Pues sí que es verdad que parece que el rock está teniendo bastante regeneración ahora
mismo: nos hemos topado con bandas impresionantes: ’77, Electric Alley, Julián Maeso,
Travelling Brothers, Last Fair Deal… hay un montón de bandas tocando rock y haciendo una
propuesta seria: con los pies en el suelo.

– Bueno, antes de finalizar me gustaría que nos contases vuestros próximos planes.

– Ahora mismo nuestro plan estrella es girar mientras vamos ultimando los detalles del próximo álbum, intentar crecer, intentar ganar presencia en streaming e intentar también llegar un poco más lejos: nuevos lugares, nuevas gentes… viajar y disfrutar del camino tan bonito que nos está quedando.

– ¿Alguna cosa que añadir para nuestros lectores?

– Que le den una escucha a nuestra música en Spotify, iTunes y demás, y que se acerquen a vernos, que lo van a pasar bien: tenemos toda la agenda a la vista en Facebook y
www.losbrazos.com: toda la buena gente es bienvenida.

– ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

– Gracias a vosotros, ha sido un placer y una bonita entrevista.

Foto Kafe Antzokia Bilbao: Javier Barrallo

Comentarios

Comentarios