Chill, The Cavemen, Thee Braindrops, Los Tones – Madrid (Fun House 19 y 20-07-18)

Chill, The Cavemen, Thee Braindrops, Los Tones – Madrid (Fun House 19 y 20-07-18)
5 (100%) 1 vote

Doblete altamente interesante el que tuvimos este mes en el Fun House de Madrid. Dos días de combinación de bandas de las antípodas con nuevas bandas madrileñas por las que sentía gran curiosidad, lo confieso. Para no liarme seguiré el orden cronológico.

Jueves: Club “PrettyThing” presenta a  Chill y The Cavemen

Chill:

¿Que no sabes quiénes son los Chill? No Way! Muy mal, se nota que no sales últimamente por Malasaña porque es imposible cruzarte con ellos y no pensar “esos tíos tienen que tocar en una banda de rock”. Pues sí Iñigo y Vicente o mejor, Trash Diamond y Vicen Sónico, unos jóvenes burgaleses que vinieron a estudiar a la capital, han revolucionado la noche malasañera con su look “Total Sweet” que destaca entre la monótona invasión del pseudohipster barbitas unicejo. En el Fun House se presentaron sin bajista (tenía otros compromisos) y con el concierto ya empezado llegamos a tiempo de escuchar su megahit “Plastic”. Los Chill aparte de porte y elegancia tienen una energía juvenil que realmente da envidia. Sí, son guapos, elegantes y derrochan ilusión a raudales. Su directo es incendiario y sus temas con rollo glam-hard rock no están nada mal. Estos van a dar que hablar.

The Cavemen:

Los Cavemen son otra de las bandas que presiento se abonarán a las giras europeas. Presentados al público por el Funtastic Festival, referente por excelencia entre los habituales para garantizar la calidad de la banda. Nos dieron un poco de tiempo para que nos pudiésemos quitar la “purpurina” de nuestros corazones y recuperásemos energía para sobrevivir a su concierto. Y es que si tuviera que describir visualmente el concierto de estos elementos sería el del “hongo atómico”, “erección descontrolada” o “volcán en erupción” sí… Así es un concierto de los Cavemen. Se ponen unos conjuntos infernales a la altura de los “New Demolators” y empiezan a darle al punk desaforado a la altura de los Dwarves del “Horror stories” o “Vigilante Gitano” mismamente. Intensos como ellos son nos dejaron al borde del K.O las cosas como son.

Al día siguiente volvimos a reencontrarnos en el Fun House (Que ultimamente parece el “Hogar del Underground”) para disfrutar del siguiente doblete : The Tones + The Braindrops. Como me dijo una vez una “millenial” : “¿El garage es “esa música” en la que todos los grupos empiezan por “The”?” Ahí te quedas…

Viernes : The Braindrops y Los Tones

The Braindrops

Según su propia biografía son un grupo de garage – rock and roll formado en 2017 en Madrid. Está compuesto por el frontman japonés Bunny Shima (voz y percusiones), Big Pablo (bajo y coros), Carlos (guitarra) y Pablo (batería). Con temas altamente enérgicos y directos, su música muestra influencias que van desde los 60’s, pasando por los disparos más garageros de The Woogles, la crudeza del gran Billy Childish y el lado más oscuro y cargado de fuzz de The Fuzztones.

Yo lo que ví el otro día en el Fun House fue eso y mucho mucho más… Podría decir que fueron todo un  “Journey to the Center of the Mind”- vía Tokyo y me quedaría corta. Su sonido me recuerda a unos Amboy Dukes pasados por la batidora de San Diego. Inevitable la referencia a los Morlocks (y no sólo por el cantante) a los Gravedigger V, a los Primates y a toda la listas de bandas garageras rythmanbluseras (aunque no suenen armónicas). Y aunque el protagonismo indudablemente se lo lleva su exótico cantante Bunny Shimma (un japonés afincado en Madrid) no solo por su estilazo y movimientos en el escenario, esos bailes Mick Jagger-Greg Prevost-Bailaor Flamenco, sino porque el tío es un animal escénico, se sabe los pasos del rock, se los sabe.  Aparte tienen una base rítmica impecable, batería y bajista perfectamente acoplados con un guitarra súper enérgico que se sale de su cuerpo y ponen el contrapunto perfecto al vigor del japonés. Yo la verdad, es que a esta banda no la perdería la pista y la empezaría a meter en festivales porque te levantan el pabellón. Mira por donde estaba escribiendo esto y he acabado escuchando a los Chesterfield Kings no digo más.

Los Tones

Claro salir después del desparpajo de los Braindrops era tarea complicada, ¡pero los Tones pueden con todo! Estuvieron estupendos las cosas como son. Banda australiana de “guitarras sobaqueras” (n.a. Referencia personal a las bandas de neo-garage-psicodélico que gustan de gastar correa lo más corta posible) congregaron a los fans en las primeras filas que corearon todas sus canciones. Me recordaron a los Black Lips y Allah-Las y aunque comenzaron con temas muy tranquilos la intensidad de sus canciones fue aumentando a medida que  transcurría el concierto, llegando a poguear la gente. Mucho fuzz, echos y primitivismo 60´s que hicieron las delicias de los presentes.

Thee Braindrops
Thee Braindrops
Thee Braindrops
Thee Braindrops
Thee Braindrops
Les Tones
Les Tones
Les Tones
Les Tones
Les Tones
Chill
Chill
Chill
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen
The Cavemen

Comentarios

Comentarios