The Magpie Salute – ‘High Water I’ (Provogue 2018)

Aunque huela a The Black Crowes por los 4 costados, este disco se merece que le prestemos la debida atención totalmente desprejuiciados

The Magpie Salute – ‘High Water I’ (Provogue 2018)
4.8 (96.19%) 21 votes

Lo he intentado, de verdad que lo he intentado, pero es imposible hablar de The Magpie Salute sin hacer referencia a The Black Crowes. Y es que, por mucho que se intente, es imposible huir del pasado, ya sea para el que escribe de música como para el que la crea -como veremos más adelante-. Por eso en esta reseña ha resultado ineludible que acabara apareciendo el nombre de los otrora Ave Fénix del rock norteamericano, así que mejor hacerlo desde las primeras líneas que no estar dilatando lo inevitable.

Imagino que a estas alturas no hace falta explicarlo, pero si acaso queda algún despistado en la sala aclararé que en este colectivo musical figuran hasta tres ex miembros de The Black Crowes como son el guitarrista Marc Ford, el bajista Seven Pipien y, cómo no, Rich Robinson. Un Rich que al contrario de su hermano pequeño, parece estar más orgulloso de su legado, por mucho que Chris haya completado recientemente una pequeña gira interpretando material de los cuervos y que en alguna entrevista haya comentado sentirse satisfecho con lo que consiguió con su anterior banda.

Sea como fuere, es Rich el que parece mostrarse un tanto inmovilista (dicho esto sin ningún ánimo despectivo) en cuanto a las coordenadas musicales por donde discurre este nuevo proyecto, que pueden ser puestas en relación sin ninguna dificultad con las que guiaban la carrera de la banda que lideraba junto a su hermano. Y esto, amigos, es un arma de doble filo, porque si bien resulta hasta cierto punto tranquilizador que haya alguien que haya querido ocupar ese hueco, no es menos cierto que muchos fans se preguntan qué detiene a los Robinson de volver a hacer lo que todo el mundo espera de ellos.

Reducido el grupo a sexteto (la banda estaba compuesta por diez músicos cuando se creó en 2016), con los tres mencionados Ford, Pipien y Rich, completan el combo el vocalista John Hogg (que ya había compartido grupo con Robinson en Hookah Brown) además de Matt Slocum y Joe Magistro, teclista y batería de la banda en solitario del hermano de Chris durante varios años. Después de haber debutado discográficamente con un disco homónimo el año pasado, ahora The Magpie Salute regresa el próximo 10 de agosto con su primer disco compuesto íntegramente de material original, “High Water I”, obra que por cierto prometen será continuada en 2019 por una segunda parte.

Y sí, este disco hiede a The Black Crowes casi por los cuatro costados. Algo que, por otra parte, no debería sorprendernos a nadie, dado que aquí encontramos a ese tándem de guitarras que parece haber recuperado toda la química de la que todavía hoy podemos considerar la mejor formación de los cuervos. Personalmente encuentro entre esta docena de cortes algunas canciones que no habrían desentonado en demasía en obras como “Three Snakes and One Charm” o incluso “Before the Frost… Until the Freeze”. Aunque también debo decir que las primeras impresiones son las de estar escuchando algún recopilatorio de temas descartados de The Black Crowes.

¿Quiero decir con eso que estamos ante un disco malo? Pues en realidad no, porque el mayor problema que tiene “High Water I” es que se ve obligado a luchar contra las odiosas comparaciones. Y esto a los fans nos lleva directamente a fantasear sobre qué habría sido de estos temas de haber contado con el concurso de Chris Robinson. Porque nos guste o no, todos sabemos que los hermanos dan lo mejor de sí cuando trabajan codo con codo. Y por eso precisamente da un poco de vértigo hacer historia contrafactual a propósito de esta obra. Por cierto, y por hacer algo de justicia, puede que Hogg en algunos momentos recuerde a Chris Robinson, pero lo cierto es que son vocalistas bastante diferentes.

En resumidas cuentas, aconsejo escuchar “High Water I” exento de cualquier tipo de prejuicio, concederle las audiciones necesarias para poder juzgar con cierta objetividad y asumir que hoy por hoy no va a haber ningún tipo de reunión entre los Robinson; es la única manera de disfrutar de lo que se nos ofrece.

Comentarios

Comentarios