Michael Romeo – ‘War of the Worlds Pt. 1’ (Music Theories Recordings 2018)

Empanada musical entre la banda sonora y el power metal de la que habría que huir como de la peste

Michael Romeo – ‘War of the Worlds Pt. 1’ (Music Theories Recordings 2018)
3.9 (77.27%) 22 votes

Tiene mucho de cinematográfico este nuevo proyecto de Michael Romeo, el guitarrista fundador de Symphony X. Empezando desde el título, pasando por el enfoque de la propia música y finalizando en el hilo lírico conductor de las canciones.

Apoyado por la banda que conforman el bajista John “JD” DeServio (Black Label Society), el batería John Macaluso (Yngwie Malmsteem, Ark, James LaBrie) y el debutante Rick Castellano en las voces, Romeo nos narra una historia de ciencia ficción espacial que se basa en el concepto de enfrentamiento entre dos concepciones diferentes, algo que se puede aplicar a diferentes aspectos de la vida (enfrentamientos políticos, conflictos entre diferentes religiones,…).

Así, según comenta Romeo, la idea básica sobre el enfoque del disco vino antes que las canciones, a las que se aplicó esa concepción y que gracias también a ella poseen una verdadera unidad.

Musicalmente el disco bascula entre el power metal, el género progresivo y unas orquestaciones que le dan un toque sinfónico y lo acercan a las bandas sonoras de los filmes de Hollywood, afianzando esa cualidad cinematográfica de la que hablábamos. Una empanada como otra cualquiera que en altas dosis puede resultar indigesta. Y no porque el conjunto carezca de empaste, todo lo contrario, las canciones suenan robustas; sino porque no se tiene muy clara la finalidad de un álbum que se hace largo, muy largo. Y es que 53 minutos de duración para un total de diez canciones (téngase en cuenta también que la primera es una intro no demasiado larga), nos dan una idea de la duración media de los temas incluidos. Si tenemos en cuenta que la producción tan grandilocuente del disco, que parece querer resaltar los tonos épicos del conjunto, es bastante estomagante, el que lea esto se hará una idea del tipo de suplicio al que las repetidas escuchas del álbum han sometido a este plumilla.

Sé que este tipo de sonidos -válgame dios- tienen su público, pero yo recomiendo huir como de la peste.

Comentarios

Comentarios