Oshun – Madrid (Icon Stage 19-5-2018)

Oshun, el lado aterciopelado del black girl power

Oshun – Madrid (Icon Stage 19-5-2018)
3.9 (78.1%) 21 votes

La última parada de la gira por el viejo continente de Oshun, que a su vez era la primera vez que el dúo pisaba la piel de toro, tuvo lugar el pasado sábado en la sala Icon Stage de la capital del reino.

Englobadas dentro de la orbita del hip-hop y el rap, añaden al aliño una pizca de raíz africana, unas gotas de trap, y bastante de soul, lo cual las coloca habitualmente dentro de la órbita del neo-soul, pero siendo el resultado de esa mezcla en Oshun una de las propuestas más frescas que en los últimos tiempos hemos tenido la ocasión de ver y escuchar.

Cierto es que están un poco distantes de la línea editorial de Rock and Roll Army, pero ya saben que aquí no somos más papistas que el papa si la ocasión lo requiere. Y ciertamente, esta era una ocasión que no podíamos dejar pasar de largo.

Con algo de retraso, debido a cuestiones aduaneras aeroportuarias, el dúo, acompañado de dj Highclass Hoodlums, también conocido por el sobrenombre de Praiseproda, desplegó su magnetismo sobre las tablas desde el primer instante.

Ataviadas con una estética digna de los seguidores de Mathias en “El último hombre vivo” (“Omega man” en la versión angloparlante), se mostraron cercanas con el público asistente, a quienes se empeñaron en imbuir en su filosofía, y mostrarles el “Oshuniverse“.

Se puede o no estar más o menos cercano a la onda de Oshun, pero lo que es irrefutablemente evidente, es que estas dos mujeres irradian algo más sobre las tablas que las hace distintas. Quizás eso, además de unos temas ciertamente redondos y bien facturados, en los que se habla largo y tendido del rol de las féminas en la sociedad de hoy, hacen que no hayan pasado desapercibidas ni para el público ni para la crítica.

Esos temas, en los que arengan a sus coetáneas a sumar fuerzas para conseguir un lugar igualitario en nuestra sociedad de hoy en día, pero sin recurrir al trillado cliché del confrontamiénto, son un sello personal de su propuesta.

Encandilaron al respetable, y se mostraron cómodas en escena, hasta tal punto que regresaron a las tablas de la Icon Stage tras terminar su corto pero intenso concierto, para añadir un tema extra, cosa muy poco habitual en ellas.

Temas limpios, directos, con una demostración de dominio vocal y rítmico apabullante y una escenografía sencilla pero efectiva, es lo que Oshun nos mostró en la velada, destilando autenticidad y honestidad por todos sus poros.

Realmente Oshun dejan huella en aquel que tiene la oportunidad de disfrutarlas en directo, y estamos seguros de que la próxima vez que nos encontremos con ellas, serán uno de los nombres importantes del panorama musical.

Mientras eso ocurre, síganles la pista.

Comentarios

Comentarios