Àlex Torío – ‘The Neglected Garden’ (Columna Música 2018)

Un disco que con el ánimo adecuado puede llegar a enganchar

Àlex Torío – ‘The Neglected Garden’ (Columna Música 2018)
3.7 (73.04%) 23 votes

Cinco años de gestación son los que ha tenido “The Neglected Garden”, el nuevo disco del músico barcelonés Àlex Torío, que con este entrega un nuevo trabajo inspirado en una obra literaria, después de que ya lo hiciera con “Ghosts of Comala”. No sorprende ese dilatado periodo de tiempo teniendo en cuenta que “The Neglected Garden” no es una obra fácil de desentrañar. Sus composiciones son largas, sinuosas, oscuras y por momentos complejas, en ese intento del autor por reflejar en notas musicales el tono anímico y emocional o el ambiente de cada canción.

Como decíamos, Torío tomó como inspiración “Under the Volcano”, un libro en parte autobiográfico del escritor Malcolm Lowry que narra la historia de Geoffrey Firmin, un exconsul británico alcohólico en la ciudad mexicana de Cuernavaca y abandonado por su mujer. La historia transcurre durante doce horas del Día de los muertos de 1938, lo que llevó a Lowry a estructurar la historia también en doce capítulos. Torío, que aunque contó con la ayuda de varios músicos se encargó de tocar el mismo varios instrumentos (además de grabación y mezcla), respetando esta idea compuso también doce canciones, una por cada capítulo.

“The Neglected Garden” descoloca bastante en las primeras escuchas. Ese carácter de obra conceptual no se traduce sin embargo en una unicidad estilística, si bien tampoco significa una obra caótica desde el punto de vista musical. En cualquier caso, la casi hora de duración del disco resulta una experiencia un tanto indigesta con los oídos todavía vírgenes. Hablamos, por lo tanto, de una obra en cuya escucha hay que perseverar, dejar que cada matiz se vaya descubriendo por sí solo.

Por todo lo dicho, muchos entenderán que no estamos ante un disco que esté indicado para todo melómano; referencias como Nick Cave, Tom Waits, el garage, el ruidismo o incluso algún momento Pink Floyd se dan la mano en un disco que, reitero, no es fácil, pero que con el ánimo adecuado puede llegar a enganchar.

Comentarios

Comentarios