“We Are Twisted Fucking Sister!” de Andrew Horn (2014)

La historia de una banda que se dejó la piel por triunfar... y lo logró

“We Are Twisted Fucking Sister!” de Andrew Horn (2014)
4 (79.13%) 23 votes

Cuando el glam comenzaba a ser cosa del pasado, Twisted Sister se empeñaron en seguir usando maquillaje y comenzaron a utilizar ropas de escena cada vez más extravagantes. Y a pesar de que nadie parecía creer en ellos y que no conseguían un contrato discográfico, sus conciertos cada vez congregaban a más fanáticos, iban clausurando salas y contaban con un núcleo duro de seguidores que les seguían a todas partes por las zonas periféricas de Nueva York y Nueva Jersey. Así, trabajando duro y confiando en ellos mismos, finalmente Twisted Sister lograron primero reunir a la formación adecuada y finalmente conquistar el mundo… o al menos sentar las bases para hacerlo. Porque como se indica en el mismo documental, eso sería materia para otro film.

El primer párrafo es básicamente un spoiler en toda regla de lo que es “We Are Twisted Fucking Sister!”, documental que en el año 2014 nos descubrió la pelea de años de una banda por lograr fichar por un sello. Y finalmente conseguirían lo que buscaban, pero como dice la sabiduría popular, ten cuidado con lo que deseas porque puede convertirse en realidad. La historia nos deja en el momento inmediatamente anterior a que Twisted Sister conquisten la primigenia MTV y con ello el éxito prácticamente planetario. ¿A qué precio? Pues Dee Snider reconoce con cierta amargura que, lamentablemente, escuchó a su discográfica cuando le pidieron hacer los cambios necesarios para vender millones de discos. Más o menos así acaba la película, con cierto sentimiento agridulce.

Pero el camino hasta esa conclusión, de casi dos horas y cuarto por cierto, es ligeramente distinto. A pesar de la duración, “We Are Twisted Fucking Sister!” es una película bastante ágil que no aburre en ningún momento. Con algunos momentos realmente divertidos además, y que de hecho deja con la sensación de que necesita una conclusión, una segunda parte en la que se nos narre toda la basura de las grandes compañías, el camino al éxito masivo y la bajada de pantalones para lograrlo. Igual algún día la vemos.

Comentarios

Comentarios