“The End of the F***ing World” es todo lo que necesitas para ser feliz

La nueva miniserie de Netflix que cuenta la historia de amor entre dos adolescentes, la sociópata y el psicópata

“The End of the F***ing World” es todo lo que necesitas para ser feliz
3.6 (72.8%) 25 votes

“Dunno, I feel confortable with him”, así empieza la serie Alyssa cuando quiere describir su relación amorosa con James mientras este afila implacable su cuchillo fantaseando sobre el mejor método para acabar con ella. Ella es una sociópata a la que nada le importa un pimiento y él es un adolescente convencido de su psicopatía que sueña con pasar de las pequeñas a las grandes presas.

E inicialmente nos vemos ante una serie que puede sonar a chorrada para millenials emo con ganas de epatar, pero hay algo en el modo en el que está rodada por lo que la serie engancha e invita a seguir adelante. Desgarrador drama planteado como dramedia, este es el nuevo fichaje de Netflix de una producción de Channel 4 a quien ya hace años le cogió el testigo en la producción de nuestra amadísima “Black Mirror”.

Y de esta serie precisamente es de donde nos sonaba el protagonista James (Alex Lawther) al que vimos en el perturbador capítulo “Shut up and dance” en el que hacía de una suerte de “Corre Lola corre”. A ella (Jessica Barden) la conocimos en “Penny Dreadful”, qué más se puede decir…

Entrar en la trama sin pisar el pantanoso terreno de los spoilers es complicado puesto que esta producción de ocho capítulos se termina muy rápido: cada capítulo dura apenas 20 minutos; solo podemos decir que nos encontramos ante la historia de dos inadaptados muy fuera de lugar que deciden huir de su ecosistema por razones que a la larga serán menos graves de lo que suponían, tras un trayecto que les hará madurar más y peor de lo deseado.

La ambigüedad marca toda la serie y a sus personajes sin caer en chorradas pretenciosas; se puede decir que es vibrante y hermosa, el rodaje de algún modo se intuye bastante retro y la historia es triste como las mejores historias sólo saben ser. Muy recomendable también la novela gráfica.

Comentarios

Comentarios