Doom Side of the Moon – ‘Doom Side of the Moon’ (Music Theories Recordings 2017)

Sincero homenaje en clave endurecdida a uno de los discos más conocidos de la historia del rock

Doom Side of the Moon – ‘Doom Side of the Moon’ (Music Theories Recordings 2017)
4.3 (85%) 20 votes

Hoy mismo, 8 de diciembre de 2017, se edita este proyecto que revisita en clave de heavy metal el conocido álbum de Pink Floyd, «Dark Side of the Moon». ¿Y quién está detrás de esta alocada idea? Pues nada menos que Kyle Shutt, uno de los miembros de los norteamericanos The Sword, aquí acompañado de sus compañeros de banda Bryan Richie y Santiago Vela III (bajistya y batería); completan el experimento el vocalista Alex Marrero (Brownout), el saxofonista Jason Frey (Black Joe Lewis, Hard Proof) y el teclista Joe Cornetti (Croy & The Boys).

Las motivaciones de Shutt surgieron tras escuchar el disco de los británicos: «La idea me vino después de escuchar el álbum original y de sentir la necesidad de querer escuchar una versión heavy de» Time». Pensé, ¿por qué no hacerlo de todo el disco? Después de sentarme y elaborar algunos conceptos sueltos, el arreglo para «Money» se materializó y me di cuenta de que podía hacerlo si montaba la banda correcta. Me sentía un poco extraño metiéndome con el legado de alguien, pero lo creo que el fin es lo que me acabó de animar, ya que la idea es celebrar el trabajo de una de las bandas más grandes del rock a modo de fiesta en la que todo el mundo está invitado».

Así, Doom Side of the Moon revisan en clave endurecida uno por uno los temas de uno de los discos fundamentales de Pink Floyd. Pero lo hacen respetando siempre su esencia, eso sí. El resultado es, efectivamente, un disco que obviamente no se aleja demasiado del original y que no aporta cambios drásticos respecto a este -salvo, eso sí, el mencionado sonido más duro-. Tal vez los cambios más notables se encuentren en los arreglos de batería y guitarras, mucho más heavies que sus modelos, pero por lo demás las canciones son claramente reconocibles.

Probablemente algunos dirán que para este viaje no hacían falta semejantes alforjas, pero tomémoslo como lo que es: un sincero homenaje a un disco que marcó una época y que es uno de los más conocidos de la historia del rock.

Comentarios

Comentarios