“Stranger Things” (temporada 2)
4.5 (90%) 10 votes

Caí rendido el año pasado con la chavalería: aquellos niños flipados merecedores de collejas me recordaban a los tiempos en los que servidor recibía collejas por friki y ligaba menos que un vasco.

Aquella suerte de Goonies liderados un personaje a medio camino entre ET y D.A.R.Y.L me pusieron el corazón en un puño, todo esto aderezado por toneladas de nostalgia bien tratada y un guión con monstruitos que conquistaron mi corazoncito.

Tras un año de espera, hace unas semanas la gran N estrenaba la nueva temporada de nuesta pandilla favorita; por razones ajenas a mis deseos no he podido ponerme y terminar esta segunda temporada hasta ahora y la decepción no es pequeña.

Acusaban en cierta página de series en Facebook a la legión de haters salida de no-se-sabe-donde que están volcando sus frustraciones probablemente sexuales en comentarios hirientes para con la serie. Parece ser que al convertirse en un producto tan popular, aquellos snobs amigos de la exclusividad ya no gustaban de una segunda temporada, ya saben “China, tu antes molabas” o aquello de “solo sus primeros discos, después son comerciales”… Es posible, sí.

Si no le gustase a nadie quizás el hype fuese menor y mi frustración iría en proporción, pero lo cierto es que yo iba ilusionado y quería que esto me gustase. Pero me he encontrado con “La Cúpula”: los niños no han evolucionado, parece ser que tratar con un humano de otro sexo lejos de convertirles en seres más inteligentes los ha vuelto gilipollas, el desdentado tiene dientes y dice chorradas como “demoperro” aka “demogordog”, el niño zombi ni está ni se le espera, Dustin otrora protagonista en esta temporada se dedica a poner cara de Milhouse, Lucas es odiable de necesidad (y doblado al español solo puedo pensar en pegarle) y Max no acaba de pintar demasiado, como su hermano que podría ser molante pero no es más que un pajillero. Nancy aburre y cada vez que veo a Harry espero que me pida unas monedas para coger un bus.

Se salvan Harrington, el sheriff y mamá Winona que están estupendos, como Eleven que ya no es tan molante pero aprueba. No entiendo por qué meten el relleno de los punkis, la madre y una serie de chorradas más que parece que sean pasatiempos… me falta nostalgia, me falta guión y me sobra mucho peste a “Antena 3”.

El etalonaje perfecto y la música bien; quería que me gustase pero no voy a ver la tercera temporada.

Comentarios

Comentarios