Kadavar – ‘Rough Times’ (Nuclear Blast 2017)

Por alguna extraña razón, resuelta por parte del director de contenidos de esta
enorme cosa llamada RockandRollArmy con un lacónico “como hiciste el anterior…”, me
vuelve a tocar la difícil pero reconfortante tarea de reseñar el último trabajo de los alemanes Kadavar. Pero a diferencia de la anterior, con el magnífico “Berlin” (leer aquí), en esta ocasión llevo las tareas al día y el grupo ya no representa para mí un reducto de nueva aproximación. No, Kadavar ya son parte de mi pequeño acervo cultural. Quizás por ello este “Rough Times” no se ha convertido en ese preciado descubrimiento de brillantez que supuso su anterior trabajo en mi limitado mundo rockero.

De cualquier manera, como en la ocasión precedente, voy a eludir el hecho de
referirme a sus influencias, que siguen siendo igual de obvias por mucho que ellos se empeñen en negarlas.

Situados en esa casilla de salida, comentaré que, desde mi poco objetivo punto de
vista, este cuarto trabajo de los alemanes Kadavar representa, aunque con una tímida apertura de registros, un ligero paso involutivo en su hacer. Me explico. La clara línea ascendente marcada por “Kadavar” y “Abra Kadavar”, que desembocó en su obra más redonda hasta la fecha, “Berlin”, se ha , cuando menos, estancado en este “Rough Times”, el cual resulta ser un trabajo más plano y con menor gancho que sus dos inmediatos predecesores.

Bien es cierto que se hace patente que la intención del trío era precisamente la
contraria, esto es, abrir su paleta de colores a un mayor número de tonalidades musicales con las que configurar un cuadro que, en dosis controladas eso sí, presentase al oyente su vieja esencia pero con pinceladas de registros que, sin ser modernidades, se salen de su carril.

De esta forma, nos regalan un tema como “You Found The Best In Me”, que en la
forma de un southern rock de lo más clásico nos descubre una nueva habilidad de estos
berlineses; o “A L’Ombre Du Temps”, el inclasificable susurro en la lengua de nuestros vecinos al norte de los pirineos, quizá como guiño al nuevo fichaje parisino, Simon “Dragon” Bouteloup, (anterior bajista de Aqua Nebula Oscillator, con los que Kadavar compartieron Split, y quien posteriormente acompañó a las bellezas teutonas de The Oath, antes de unirse al grupo) y que representa lo más relajado –y aburrido- de todo el disco.

Totalmente prescindible. (No obstante, tengo la sensación de que este tema “se inspira” en un engendro pseudo tecno-ambiental del mismo título parido por un artista belga de nombre Stabatt); o nos sorprenden, decíamos, incluso con ese estribillo en el tema “The worm Hole” que, aun sabiendo que hay gente en claro desacuerdo conmigo, diré que me recuerda horrores al estilo de cierta banda que cosechó un éxito masivo en décadas pasadas, cuyo nombre y estilo musical no citaré para evitar las pedradas de los más recalcitrantes, pero que, en cualquier caso, también sale ostensiblemente de la línea a la que nos tienen acostumbrados Kadavar.

En líneas generales, “Rough Times” representa el caso de un buen trabajo que no
consigue rebasar la altura del listón colocado por su antecesor, pero de ninguna manera se
torna en una mala obra.

Se advierte un mayor uso de los recursos del “space rock” (en toda la generalidad del
disco, aunque se plasme de manera más nítida en “Tribulation Nation”, creando un paradigma que, en esta ocasión, se acerca peligrosamente a las formas de hacer de otra banda de reconocido prestigio, a quienes tampoco voy a citar); se advierte una mayor utilización por momentos del sonido garajero, como en “Die Baby Die”, la mejor canción del Lp; se advierte una mayor acritud en algunos sonidos de guitarra pero, como decía, quizá se hayan dejado cierto sentimiento por el camino, porque todo resulta más frío y artificial.

No es este el mejor trabajo de los alemanes Kadavar, no, pero definitivamente, no es
un mal trabajo. Todo lo contrario. “Rough Times” es un buen disco con momentos
prescindibles. Al igual que muchos otros. El que esté libre de culpa que arroje la primera
piedra.

Comentarios

Comentarios