Little Evil – Eli Craig (2017)

Un inquietante "quiero y ni puedo ni me atrevo"

Hace siete años servidora encumbró en su particular olimpo a Eli Craig con la estupenda comedia de terror “Tucker and Dale vs Evil”. Con estos mimbres, al ver el anuncio de Netflix que nos decía que este director traía una nueva cinta para septiembre el hype sobrevenido es considerable y las ganas de devorar la película también.

“Little Evil” promete introducirse en una suerte de comedia oscurilla a imagen y semejanza de su obra previa pero esta vez con un niño siniestro a lo Damien en “The Omen”.

Promete… pero eso es todo. Gary, interpretado por Adam Scott, se casa con Samantha, encarnada por Evangeline Lily. Enamorado de la mujer de sus sueños pronto descubre que su hijastro Lucas es el anticristo. Vale, la premisa está guay, todos esperamos una gran parodia con un desbarre similar a lo visto antes. El principio promete y Gary tiene cierto carisma y, aunque el niño apesta y no mola un carajo, tampoco pasa nada porque estamos acostumbrados a que los niños den por culo en las películas. Pero el metraje avanza, los diálogos interminables se multiplican sin ningún tipo de gracia, Samantha, la madre, carece de cualquier interés y visto esto espero que nadie vuelva a acusar de sobreactuar a Winona Ryder en “Stranger Things”, ¡menuda basura de personaje! Solo se salva un poco la compañera de trabajo del protagonista…

No hay comedia, no hay parodia, no hay terror. Un inquietante “quiero y ni puedo ni me atrevo” dejan a esta cinta en una versión amable de “Santa Clarita Diet” en la que nada de nada interesa. Lamentable.

Comentarios

Comentarios