Venom Inc. – ‘Avé’ (Nuclear Blast 2017)

Venom Inc. – ‘Avé’ (Nuclear Blast 2017)
4.1 (82.67%) 30 votes

Chico conoce a chica, chico se enamora de chica, chica se enamora de chico, chico hace proposición de matrimonio a… ¡Coño, esta introducción era para otra publicación! Puta cabeza… Pero, pensándolo fríamente, la historia tampoco difiere demasiado. Vamos a ver…

Ex bajista sustituto de un clásico y afamado grupo que dio nombre y origen con su segundo disco al extremo género del Black Metal, propone al ex guitarrista de la misma afamada banda aparcar el proyecto en el que llevan ya años trabajando (M:pire of Evil), llamar al ínclito ex batería de tan aclamado combo y retomar los viejos temas para llevarlos de gira. En otras palabras, Demolition Man propone a Mantas retomar el contacto con Abaddon para salir de gira con las viejas piezas de Venom. Mantas se resiste en un primer momento y plasma en palabras su opinión sobre el tema con un gráfico “Fuck Off”. Pero tan insistente debió de ponerse Demolition Man o tanto papel verde comenzarían a oler, que el otrora rubio cabellera acaba por acceder y caer rendido de amor ante la tentación de tan jugosa reunión. Ni que decir tiene que el de las baquetas acepta la propuesta a la primera.

Como quiera que hace ya muchos años que todos decidieron ceder la “marca Venom” al otro artífice original de la cosa, el celebérrimo Cronos, con un contundente “haz lo que te plazca con el nombre”, se ven ante la imposibilidad de utilizarlo y deciden girar bajo la denominación de Venom Inc., para poder dar rienda suelta a sus pretensiones. Tras esa gira, en la que retoman tanto los clásicos de Venom como la grafía original de su logo, deciden entrar en el estudio para dar forma a este “Avé”,  dándole de nuevo la vuelta al crucifijo en lo que, suponemos, es su propia idea de lo que un disco de Venom debería ser a día de hoy. Obviaremos las rivalidades.

Mezclando, a mis oídos al menos, referencias de lo que llevan haciendo desde hace años en M:pire Of Evil, líneas de clara factura “venenosa”, retazos de algunas de sus influencias más añejas y, sorprendentemente, sonidos y maneras de algunas de las bandas y músicos a los que Venom influenció en su época o que simplemente fueron coetáneos, consiguen los tres ingleses confeccionar un disco –cáiganse de culo los más acérrimos y críticos fans de Venom- sólido, compacto y merecedor de todos los respetos del mundillo del metal extremo.

Desde la portada y “Ave Satanas”, el tema que da inicio al Lp y lo hace partir desde oscuras coordenadas ubicadas en el mismísimo averno luciferino, nos sitúan a todos ante la lucha por el usurpado trono del mal, que reclaman estos tres tipejos hijos de la Gran Bretaña, como queriendo hacer ver a todo el mundo que ellos son los primigenios, originales y legítimos herederos de esa ensangrentada corona de largos cuernos. Su declaración de principios –que vuelven por sus fueros, vamos…-.

“Forged in Hell”, segundo en la lista de once,  sería sin duda de los mejores temas de este trabajo si no fuese por el “pequeñito” detalle de parecerse en exceso a un clásico de otro excelso “señor de las tinieblas”. Ponedle vosotros el título.

Por otra parte, el  criticado tema de adelanto del trabajo, injustamente vilipendiado hasta la saciedad en las redes, el germánico título “Dein Fleisch”, se convierte por derecho propio en el perfecto single de este primer largo de Venom Inc. –y trinen de nuevo los radicales fans de Venom que lo tildaban de porquería absoluta y desaten todos sus demonios, si se me permite esa expresión en el infernal caso que nos ocupa-.

Energía desatada en canciones como “Time To Die”, “The Evil Dead” (quizá la más cercana a los clichés de su antigua banda), “War” y “Black N Roll” (¿Su particular homenaje a Lemmy y Motörhead, tal vez?).

Y pesados medios tiempos en los que, desde mi humilde posición, son los dos mejores temas de este “Avé” junto con la ya citada “Dein Fleisch”: “Preacher Man” y “I Kneel To No God”. Nada que objetar.

Quizá a todos aquellos acérrimos fanatizados que invirtieron sus esperanzas y anhelos en Mantas y Abaddon para que, junto a Demolition Man, los obsequiasen con un nuevo “Wellcome To Hell” u otro “Black Metal” habría que hacerles ver que la diferencia son más de tres décadas y esas tres letras del nuevo nombre, porque este grupo no es Venom, sino Venom Inc. Y son precisamente esas tres letras de más las que les permiten la libertad compositiva para hacer lo que les venga en gana.

Será un perfecto regalo para estas próximas fiestas navideñas. Bienvenidos de nuevo al infierno.

Comentarios

Comentarios