Brujas Festival 2017 – Daimiel, 19 de agosto

Daimiel. El sábado 19 de agosto se celebró en esta población la XII edición del Brujas Festival. Longevo evento que se desarrolla desde hace el mismo tiempo que el Resurrection Fest y que mantiene aún su esencia y su apuesta por las bandas nacionales, muchas de las cuales tienen trascendencia internacional.

Para esta ocasión contamos con dos grupos locales. Zeniza pusieron la nota más rockera de la noche. Un show que comenzó puntualmente a las 21:30 y tuvo una duración de 30 minutos. Esta joven banda con miembros experimentados transmitió seguridad y dejó con ganas de algo de más, pero aún quedaban muchas bandas por llegar.

Los siguientes fueron Sutil Kármico, que volvieron a repartir hip hop como en ediciones
anteriores y que presentaba algunos temas de “Los Últimos Ficheros” (2017), último álbum
publicado por los de Daimiel.

Desde Vigo llegaban We Ride, esta banda de hardcore formada en 2009 y que acaban de
publicar su tercer álbum “Empowering Life”, lleva todo el verano de gira pasando por
festivales como el Download Festival y el Resurrection Fest. Cada uno de los componentes del grupo liderado por Mimi Telmo siempre demuestran una profesionalidad y una energía tan desbordantes que atrapan a los asistentes desde el minuto uno del show. El tema que dio
comienzo al espectáculo fue “Voices”, el cual también da comienzo al disco y que tiene un tempo introductorio que hace prever lo que se viene encima. Los coros aportan una profundidad a los estribillos que le dan un tempo de hardcore melódico muy bien medido. Además llegaban con un nuevo videoclip recién salido del horno del tema “What You Are”, grabado con J.J. Peters de la banda Australiana Deez Nuts y que es un auténtico cañonazo. Fueron intercalando temas del nuevo disco con otros de sus anteriores trabajos (“Directions” (2010) y “On The Edge” (2012)). Se despidieron con un cumpleaños feliz coreado por todos los asistentes a su bajista.

Era el turno del plato fuerte de la noche con los vitorianos Soziedad Alkoholika que tocaron
en el momento álgido de la noche. Se notó un cambio abismal en el sonido, en comparación
con el resto de bandas, ya que cada uno llevaba su backline. Como siempre iniciaron con
contundencia un show marcado por sus clásicos “Piedra contra tijera”, “Motxalo”, “Ratas”,
“Política del miedo”, etc. Todas coreadas a grito pelao por los asistentes. También hubo
tiempo para presentar algunos de sus temas de “Sistema Antisocial”, su nuevo álbum,
publicado en marzo de este año y que llevan presentando todo el verano por los diversos y
numerosos festivales de la península.

Tras los cabezas de cartel llegó la banda más carismática de la noche, Hell’s Fire, cuyo cantante y frontman se ganó al público con su humor y sobre todo con su gran voz (a la altura de los mejores vocalistas de stoner del momento), pero esto es solo una opinión. Los hechos fueron que nos hicieron pasar un grandísimo rato y nos dieron la energía que necesitábamos cuando pasaban las 2 de la mañana y las piernas se resentían. Las Jackson y las Gibson de sus guitarristas rugieron con un poder aplastante tocando temas de sus tres álbumes y alguna que otra versión como el “Ace Of Spades” de Motörhead que sonó a gloria.

Para terminar la noche y agotarnos del todo, llegaron los gaditanos Minority Of One, una
banda punk al más puro estilo skater que demostró energía y saber hacer en el escenario. De
la mano de su cantante, dejaron claras sus ideas, sus motivaciones para hacer música y su
manera de trasmitir los valores aprendidos a través del hardcore, el punk, el metal y todos los estilos de música alternativa.

Así se puso el broche a una noche fantástica, con una buena organización y en un entorno
rural con diversidad cultural.

Producto disponible en Amazon.es

Comentarios

Comentarios