Walter Trout – ‘We’re All In This Together’ (Provogue 2017)

No debe de resultar complicado reunir a una gran cantidad de estrellas del blues y el rock en un mismo disco si el responsable responde al nombre de Walter Trout. Porque eso es precisamente lo que ha hecho el guitarrista en «We’re All In This Together», su nuevo trabajo de estudio que se pondrá a la venta el primer viernes de septiembre. John Mayall, Joe Bonamassa, Warren Haynes, Robben Ford, Eric Gales, Randy Bachman, John Nemeth, Edgar Winter, Charlie Musselwhite,… y así hasta catorce invitados, uno por canción, son los que figuran en los créditos del álbum.

En la génesis del álbum estaba la idea de Trout de olvidar definitivamente la grave enfermedad que sufrió hace unos años y que marcó en gran medida el contenido de sus últimos discos; realizar una obra como esta era una manera de pasar página, de hacer algo diferente que no le trajera a la mente la dureza de los problemas hepáticos que a punto estuvieron de arrebatárnoslo del mundo de los vivos.

Recuperado físicamente y suponemos que metalmente también después de lo expuesto en los discos recientes, en este contexto «We’re All In This Together» parece toda una celebración tanto de la vida como de la amistad. Trout escribió cada canción especialmente para cada invitado y los resultados son, en líneas generales, espectaculares, algo que no suele ser demasiado habitual en este tipo de obras «corales». No sé si tiene que ver en ello el entusiasmo que haya puesto cada músico en su respectiva aportación, la misma calidad de las composiciones o una mezcla de ambas, pero aquí encontramos abrasivos duelos guitarrísticos y vocales que resultan en uno de los mejores discos de blues -en todas sus vertientes- en lo que llevamos de año.

Solo se salen un poco del estilo «azulado» canciones como «She Listens to the Blackbird Sing» con Mike Zito, que es puro Allman Brothers, «She Steals My Heart Away» con Edgar Winter, cuya melodía recuerda vagamente al hit de los Isley Brothers «Who’s That Lady», «Got Nothin’ Left» con Randy Bachman en una línea cercana a ZZ Top.

En definitiva, Trout se ha desmarcado con un disco muy meritorio em el que ninguno de los invitados defrauda y donde hay un puñado grande de buenos momentos.

Comentarios

Comentarios