La canción del día: «Love Missile F1-11» de Sigue Sigue Sputnik

3.7/5 - (33 votos)

Bizarrada máxima la que se sacó Tony James de la manga a mediados de los 80. Inspirado por igual por la música y por la televisión, James creó Sigue Sigue Sputnik, un engendro que pretendía ser futurista en la época (hoy lo llamaríamos retro-futurista), con un importante ingrediente kitsch que fue la comidilla durante una temporada.

Y lo cierto es que a pesar de los prehistóricos samples (recordad que esta era la era pre digital de la música) y la sobrecarga de sintetizadores que hoy en día veríamos sin duda como una desfasadísima orgía de sonidos ochenteros, Sigue Sigue Sputnik sí que se adelantaron en cierto modo a su tiempo. Su concepto de la promoción y esa exagerada imagen entre el comic japonés, los videojuegos -lo de la era Atari, por supuesto- y la estética de los teddy boys hicieron de ellos un engendro destinado al consumo masivo. Aunque tan pronto como comenzaron a aparecer en todos los medios gracias a esa chillona imagen, en cuanto se pasó el primer impacto, desaparecieron: los discretos resultados de su segundo álbum les llevaron a la separación, aunque Tony James resucita a la banda (acompañado de miembros originales o no) de vez en cuando.

«Love Missile F1-11» fue su primer single de éxito planetario.

Comentarios

Comentarios