La sala Arena echa el cierre

"Si permitimos que salas como la Arena sigan desapareciendo, perderemos esa comunion entre público y banda que se da unicamente en locales como éstos"

La sala Arena echa el cierre
4 (79.33%) 30 votes

El 24 de julio de 2017, Pepo Perandones, la persona detrás de la Sala Arena, anunciaba el cierre definitivo de un espacio que ha sido fundamental para la cultura musical en la capital del reino.

El mismo Pepo, mediante su cuenta de una red social, describía someramente las circunstancias que habían llevado al cierre de la sala. Según sus palabras, habrían perdido la batalla contra el hotel que desde hace tres años había establecido su sede en parte del edificio que albergaba a esta mítica sala en sus bajos.

Así acababan diecinueve años de actividad en los que la sala pasó por diferentes nomenclaturas (Ku, Marco Aldany, Heineken, Arena), y en la que se han celebrado aproximadamente unos dos mil conciertos. Con ella se va otra de las salas de mediano aforo de la capital, lo que resta espacio a muchos grupos que encontraban en ella un lugar donde poder llevar más gente que en las salas pequeñas, pero no perderse en los grandes números de asistentes de salas mucho más grandes. Así perderemos seguramente la oportunidad de ver un puñado de bandas que no encontrarán un sitio en el que encaje su afluencia de público. Su web ya no está activa y únicamente muestra una pantalla en blanco.

La reflexión que nos queda hacer es la llamada al público para que acuda a ver música en directo a las diferentes salas, ya sean de pequeño, mediano o gran aforo, pero especialmente a las de pequeño y mediano, para que la música en directo no languidezca y nos veamos abocados a únicamente ver a ciertas bandas en festivales o teloneando a otros grupos en recintos grandes. Si permitimos que salas como la Arena sigan desapareciendo, perderemos esa comunion entre público y banda que se da unicamente en locales como éstos.

Esperemos que no tengamos que dar muchas noticias como ésta, aunque desafortunadamente sabemos que la salud de la música en directo no es la que desearíamos. Solamente podemos agradecer y recordar los buenos momentos vividos en este local del número uno de la calle Princesa, y esperar que sople el viento a favor.

Foto: Paradise Lost en su última visita a la sala Arena en la gira de «Tha Plague Within» (Nocnar Tosnophal)

Comentarios

Comentarios