The Vegabonds – Zaragoza (Rock and Blues 6-7-2017)

The Vegabonds – Zaragoza (Rock and Blues 6-7-2017)
3.7 (74.87%) 39 votes

Después de dos semanas pateándose nuestra geografía, los norteamericanos The Vegabonds regresaban a Zaragoza este pasado jueves en la recta final de esta amplia gira por nuestro país. Los de Alabama se encuentran presentando su último disco, “What We’re Made Of”, el que representa su tercer largo y que podemos decir que es su mejor trabajo hasta el momento. Y parece que están teniendo cierto éxito -al menos- en este empeño, visto el número de visitas que cosecha la noticia de esta gira en nuestra web durante el último mes y pico.

Tampoco me sorprende; lo suyo es una amalgama de sonido sureño y de rock (norte)americano del de toda la vida, de ese que tiene como máximos referentes a Bruce Springsteen o Tom Petty, y todo empaquetado en un envoltorio muy radio friendly capaz de llegar a un público de lo más heterogéneo por su fácil digestibilidad.

Y precisamente eso, un público de lo más heterogéneo, era el que le esperaba en el Rock and Blues zaragozano. La gratuidad de los conciertos en esta sala permiten que se reúnan cada jueves (el día de la semana que concentra mayoritariamente los conciertos en el lugar) una mezcolanza de personas que va desde los auténticos seguidores del rock and roll a los clientes habituales de una de las zonas con más trasiego del centro de la ciudad. Este último jueves además se veía gente muy joven en las primeras filas, motivo de celebración ya que rebajaba un tanto la media de edad habitual.

A las 22:00 horas tomarían el escenario The Vegabonds, lugar que no abandonarían en las próximas dos horas -salvo el pequeño respiro antes de los bises-. El público responde bien a ese sonido que combina guitarra eléctrica con acústica y donde los teclados tienen también una importante presencia. La banda suena limpia, muy pulida, y esa falta de aristas incluso en directo permite como decía antes que su música pueda ser disfrutada por un amplio espectro de personas. El que ese sureño de inspiración mayoritariamente Allman Brothers -a quienes homenajearán brevemente durante el show interpretando “Midnight Rider”- se combine a ratos con un rock más convencional abunda en esta idea de su cercanía hacia un público menos especializado.

Y que no se me malinterprete, con lo anterior no quiero decir que sean una banda mediocre, porque no lo son; simplemente me parecen una banda demasiado orientada hacia la FM, lo que no tiene por qué ser nada malo en sí. Lo que ocurre es que para oídos más curtidos pueden llegar a resultar monótonos según avanza el concierto. Así le ocurrió por ejemplo al amigo que me acompañaba, al que The Vegabonds acabaron perdiendo justo cuando antes de que comenzara lo bueno.

Porque la recta final del concierto sí que fue de esas que ponen patas arriba cualquier sala: guiños -inconscientes supongo- a Lynyrd Skynyrd en algún solo; la interpretación enlazada de esa especie de mezcla entre “All Along the Watchtower” y Springsteen que es “Georgia Fire” con el descomunal “The Hammer”; más guiños, en este caso a Tom Petty, y presentación de la banda con pequeño solo a cargo de cada miembro; y una recta final de infarto con temas como “American Eyes”, “Ghost Town”, la versión del citado Petty “You Wreck Me”, una parte del “Whole Lotta Love” zeppeliniano… Después de esto y tras una mínima pausa The Vegabonds atacarían su último tema de la noche, el single “Oh My Lord” durante el que el front man Daniel Allen haría corear al público antes de despedirse definitivamente a eso de las 23:55. Lástima que decidieran dosificarse tanto hasta prácticamente la última media hora, porque la banda cuando quiere sabe cómo darle la vuelta a un concierto.

Comentarios

Comentarios