Dan Baird & Homemade Sin – Zaragoza (Sala López 30-6-2017)

3.8/5 - (38 votos)

No puedes decir que te gusta el rock and roll de corte (norte)americano si no te gusta Dan Baird. Porque si te gusta es imposible que no vibres, que no goces, que no bailes o que no te emociones incluso con uno de sus directos. El tipo da todo lo que lleva dentro, la banda se divierte -es palpable el buen rollo entre sus miembros- y el repertorio está preñado de clásicos que merecerían ser himnos de pequeños estados (al menos). Así, el show adquiere el carácter de infalible, imbatible e imparable. Ya es cuestión de que desde el público la gente ponga el resto.

Podría haber acabado mi repaso a lo que ocurrió el pasado viernes en la zaragozana Sala López con ese único párrafo anterior y, aún así, haber cumplido. Porque no hay mucho más que añadir a un impecable concierto -la veteranía es un grado, supongo- por mucho que tanto Baird como el gran Warner E. Hodges se mostraran un tanto mohínos posteriormente en el puesto de merchandising (no así sin embargo el entrañable Mauro Magellan). O como cuando durante el concierto alguien desde el público reclamó la interpretación de “Sheila” y el que fuera líder de los imprescindibles Georgia Satellites respondiera con algo así como “aquí las canciones las elijo yo”.

Aún así, dos horas justas de concierto sin bises -o al menos sin hacer la pantomima de abandonar momentáneamente el escenario-, con unos Homemade Sin sólidos como una roca, aunque empezarán tal vez algo reposados, lo que también se reflejaba en el público. De hecho al respetable le costó tres o cuatro temas coger el ritmo, pero para cuando sonó “I Love You Period” las primeras filas ya estaban en plena celebración, y no creo que fuera únicamente porque ya empezaba a hacer efecto la cerveza.

Tal vez su anterior visita a la ciudad ante algo menos de cuarenta personas fuera bastante más épica (aquello se convirtió en una fiesta de cerca de 3 horas) y por comparación este concierto se quede un peldaño por debajo, pero que todos los conciertos “flojos” sean como este.

Comentarios

Comentarios