De La Purissima – Madrid (Centro Cultural Paco Rabal 10-6-2017)

Metamorfósis sónica

El que avisa no es traidor. Eso al menos reza esta paremia tan popular. Ya nos habían advertido al finalizar su espectacular concierto en el Teatro de La Zarzuela, que sería un punto y seguido en su trayectoria, pero que habría cierta reorganización en la propuesta musical que De La Purissima nos venía mostrando desde los albores de su formación.

Para ello nada mejor que un teatro a las afueras de la capital del reino, donde sin presiones mediáticas y ante un público con el que se pudiera interactuar, De La Purissima pusiera de largo su nuevo capítulo musical, aunque ceñirse únicamente al apartado musical sería no ser demasiado rigurosos con lo que despliegan en cualquiera de sus actuaciones.

Al frente ese animal escénico que es Julia de Castro, arropada por su inseparable contrabajista Miguel Rodrigáñez, en esta ocasión completaban el combo un baterista y una suerte de híbrido entre programador y teclista que soltaba bases, colchones sonoros y algún que otro sonido más para dotar de una atmósfera singular las composiciones.

Desgranaron temas íntimos, en los que el peso de la electrónica y los ritmos jungle y drum n’bass, domados pertinentemente por el batería, dotaron de un nuevo y sugerente envoltorio para la privilegiada voz de De Castro. Numerosas disertaciones sobre su filosofía vital, la mitología clásica y las diversas acepciones y diferencias entre los géneros de la música tradicional de la piel de toro, hicieron el resto.

No faltó ese baile al que nos tiene acostumbrados De La Purissima, cimbreándose por la delgada línea que marca los límites entre la transgresión y las raíces, entre enseñar y mostrar, haciendo al respetable caer ante sus influjos. Embebidos ya por la maestría de De Castro para manejar los tiempos a su antojo, no pudieron hacer más que dejarse llevar donde quiera que fuese, y así, concluir una cita que marcará sin duda el comienzo de otra página más del diario de a bordo de De La Purissima.

Será necesario el uso de brújula para encontrar los lugares donde disfrutar de la puesta en escena de De La Purissima, como si se autoimpusieran un voto de silencio de cuando en vez para que solo los avezados navegantes descubran los ocultos tesoros. Estén atentos.

 

Comentarios

Comentarios