Presentación Surforama: Messer Chups + Powersolo – Madrid (El Sol 4-5-17)

No solo de surf vive el hombre… y la mujer

Presentación Surforama: Messer Chups + Powersolo – Madrid (El Sol 4-5-17)
4.3 (85.29%) 34 votes

Antes de bajar a las catacumbas de la sala El Sol, los estampados felinos, los tupés perfectamente atusados, las cazadoras vaqueras ceñidas, los flequillos y los estilismos cincuenteros poblaban la hilera de devotos del proto rock y sus derivados, que se habían concentrado ante la llamada al evento de presentación del Surforama.

Con motivo de la celebración este año de la decimocuarta edición del festival, en la ciudad del Turia, en apenas un par de semanas, la organización decidió que la mejor forma de celebrarlo era realizar un evento en la capital del reino.

Así nos encontramos una velada en la que habría una parte dedicada a la música en directo, y otra con un par de sesiones en la que se pincharía música cercana al universo musical que abandera el Surforama.

En la parte musical, Messer Chups, desde la tierra del soviet, y los daneses Powersolo, ambos en gira por Europa y que comparten cartel en un par de fechas por la piel de toro.

Ante una sala que comenzaba a llenarse, pero que todavía iba a medio gas, Messer Chups hicieron acto de presencia en el escenario. Guitaracula, Zombierella y Bisfer hicieron gala de su procedencia y mantuvieron una pose fría muy acorde al estilo musical que defienden.

Esa mezcla de surf clásico y ortodoxo con retazos de series y telefilmes de serie z, y con pasajes áridos y desérticos que serían dignos del universo vaquero de Morricone, teñidos del sonido más garagero y retazos de Mancini es lo que nos presentan este trío desde su Petrogrado, Leningrado o San Petrersburgo natal,  como prefieran llamarlo.

No en vano varias de las composiciones de la banda son adaptaciones de temas de bandas sonoras y clásicos del surf, aunque también hay guiños a hits de los setentas.

Así pudimos escuchar, entre composiciones própias de su amplia discografía, temas inspirados o provenientes de 007, Twin Peaks, Joe Gunn, el hit Popcorn, Dick Tracy o Munsters Theme, entre el largo set list de temas que nos ofrecieron. Canciones directas, de poco más de tres minutos en su inmensa mayoría, que tuvieron un sonido nítido y muy correcto.

Sobre el escenario, el señor Oleg es el que lleva el peso musical principalmente, castigando su ampli para lograr esas reverbs de muelle fantasmagóricas que son sello de la casa. Zombierella aporta la solidez a las cuatro cuerdas, y ciertamente una presencia escénica notable, a pesar de permanecer bastante hierática y con rictus de seriedad durante toda la actuación. Suponemos que mantener esa barrera ayuda a fomentar su imagen de icono-fetiche inalcanzable. Por su parte, Bisfer se mantiene en un segundo plano, más impertérrito aún que sus dos partenaires, porporcionando el empaste para ellos, con algún que otro traspiés.

Poco a poco, y ante el regocijo de los allí presentes, van dando cuenta de su repertorio, hasta que después de una hora escasa abandonan momentaneamente el escenario para volver y cerrar definitivamente su actuación con dos temas mas.

Si bien es cierto que mantener un concierto completo con una propuesta cuasi instrumental en su totalidad, y que el estilo y género hace que tras unos temas los tics y gimmicks podrían sepultar la actuación en la monotonía mas tediosa, Messer Chups se las apañan para que la atención y los oidos del respetable se entretengan sin caer en el tedio. Estaremos atentos para verles en una ocasión en la que encabecen su própia propuesta.

Tras ellos, el señor Diego RJ, que a la postre iba a ser uno de los pinchadiscos del fin de fiesta, junto a Eloy R&B, agradece al público su asistencia, aprovecha para dar el pistoletazo de salida del Surforama, y para presentar a Powersolo, que se encargarán de cerrar la parte de música en directo de la velada.

Y sin más dilación, Powersolo se hiciéron con el escenario. Y lo decimos literalmente. Después de una etapa como dúo de Kim Kix y The Atomic Child, o lo que es lo mismo, de los hermanos Kim y Bo Jeppesen, la incorporación del energético batería Zack hace que vuelvan a la composición original de la banda.

Si con Messer Chups hablabamos del hieratismo, desde el minuto uno, los daneses muestran ser todo lo contrario. Orgánicos, viscerales, espasmódicos y con una verborrea por parte de Kim Kix digna de estudio psicológico.

Toneladas de actitud, ironía y estética, esta rigurosamente cuidada, peine en ristre cuando es necesario para mantener su peinado al nivel necesario.

Powersolo practica un proto rock con raíces blues, brochazos de surf y punk en momentos puntuales, englobado quizás, aunque creemos que se les queda corto, dentro de esa amalgama de sonidos primitivos denominada trash rock.

Letras ácidas e introducciones más ácidas aún que tratan de relaciones interpersonales en las que afloran los sentimientos e instintos mas atávicos y viscerales de la raza humana.

Se meten al público en el bolsillo desde el primer acorde de “Baby, You Ain´t Look Right”, y que van cayendo uno a uno dando un repaso a la extensa discografía de los hermanos Jeppesen, aunque el trabajo más reciente de la banda, “The Real Sound”, de 2014 (obviando “The Unreal Zound”, remezcla sampleada del anteriormente citado, con algún tema nuevo, perpetrado a medias con Tue Track en 2016), es el que se lleva el gato al agua en más ocasiones.

Bombazos de energía de apenas tres minutos, aparte de la verborrea adicional del señor Kix, impactan en el público asistente, que ya llena confortablemente la sala, para hacer las delicias en sus oídos  y provocar los contoneos en sus caderas.

Todo estupendo hasta que The Atomic Child, llevado quizás por la vorágine, destroza dos cuerdas de su guitarra y durante el cambio, el dúo restante improvisa unos breves momentos para reincorporarse totalmente en un tiempo record el señor Jeppesen, en éste caso, Bo.

Al filo de la medianoche nos anuncian que el concierto debe de concluir, y nos ofrecen su último tema para dejar el listón muy alto y poniendo cierre a una noche que ciertamente permanecerá en nuestra retina y nuestra memoria auditiva durante largo tiempo. Ahora la pelota quedaba en el lado de los pinchadiscos para cerrar una noche de honestidad brutal.

Si tienen la oportunidad de que los hermanos Jeppesen, cual figuras extraidas de un cuadro de El Bosco, paseen sus cuerpos y su música cerca de su casa, no lo duden. Vayan a verlos. Y si no es cerca, acerquense ustedes. No se arrepentirán.

Set list Powersolo

Baby you ain´t look right
Canned Love
Asshole
Milk That Thang
Elvin D Jerk (2)
Elvin D Jerk (1)
The New Fashioned Girl
Truckin´
Leather Suit
Boom Babba Do Ba Dabba
Sasquatch
Nascar
Hillbilly Child
Salty Lick
Jurassic Sex Party
The Big Lips
Dans Les Rues de Paris
Frantic/WowWow

Comentarios

Comentarios