Se cumple un año de la muerte de Prince

365 días desde la desaparación de uno de los últimos genios de la música negra

El 21 de abril de 2016 fallecía a los 57 años Prince Rogers Nelson, el artista más conocido simplemente por Prince (o Symbol en su época en la que prefería que nadie aludiera a su persona por su nombre de pila). Hoy por lo tanto se cumple un año desde su triste desaparición. Una muerte que pilló de sorpresa a todo el panorama musical y a sus fans y que, todavía hoy, parece un mal sueño que nunca haya ocurrido.

En días posteriores los homenajes se sucedieron en cascada, destacando el de por ejemplo Bruce Springsteen, que interpretó como tributo “Purple Rain” en sus conciertos.

El genio de Minneapolis tuvo una excéntrica vida en la que hizo bueno aquello de que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños, dada su escasa estatura. Se cuenta que en su archivo personal escondía miles de grabaciones inéditas ya que, al parecer, Prince registraba absolutamente todo. Las mujeres y la sensualidad también fueron una constante en su vida.

Excelente compositor, Prince era también un dotado músico que deslumbraba con su dominio de varios instrumentos. Su manera de tocar la guitarra, por ejemplo, no tenía nada que envidiar a la de muchos otros músicos considerados maestros del instrumento. Por su origen afroamericano, el nombre más obvio con el que compararle era el de Jimi Hendrix.

Los años 80 vieron cómo Prince se convertía en un icono, sobre todos gracias a mega éxito planetario de “Purple Rain”; la prensa quiso enfrentar al genio con otro nombre que ha alcanzado la categoría de legendario, Michael Jackson. Y aunque la rivalidad en cierto modo sí estuvo ahí, parece ser también que existía una admiración mutua.

Prince fue también uno de los primeros músicos mainstream en enfrentarse a su discográfica (llegó a utilizar la palabra “slave” para calificar su situación respecto a su compañía), consiguiendo en último término el poder para dirigir todos los aspectos de su carrera.

Ha pasado ya un año, pero su legado musical sigue ahí para recordarnos que en tiempos no tan préteritos todavía había música negra de calidad.

Comentarios

Comentarios