Ghost + Zombi – Bilbao (Santana 27, 16-4-17)

Poco ha cambiado entre este tour y el de "Meliora": Ghost ofrecen prácticamente el mismo espectáculo, pero es uno respaldado con grandes canciones

Ghost + Zombi – Bilbao (Santana 27, 16-4-17)
4.5 (89.03%) 31 votes

Ghost llevan unas cuantas semanas ya en el candelero por cuestiones extramusicales que, sin embargo, no parecen haber hecho demasiada mella en el directo de la banda. De hecho, no creo que a muchos de sus fans les interese demasiado qué músicos se ocultan tras las máscaras de los Nameless Ghouls, más allá de la curiosidad y del propio morbo de conocer sus identidades. Todo el mundo hoy en día tiene al alcance de su mano una herramienta como internet, lugar donde son legión los cotillas y no han faltado especulaciones desde hace varios años. Incluso buceando un poco, y doy personalmente fe de ello, hace algún tiempo se podía dar con el perfil de LinkedIn de uno de los supuestos músicos de la banda sueca donde el protagonista declaraba tranquilamente haber trabajado con Ghost entre otras bandas.

Chascarrillos aparte, algo pasa con esta banda en nuestro país. No sé por qué, pero parece que los seguidores del heavy metal más tradicional no se toman en serio a este grupo (ni a este ni a otros conjuntos pujantes que son sin duda lo más interesante del panorama del metal actual), aunque parece que la promotora de este “Popestar Tour” preveía un poder de convocatoria mayor cuando programó inicialmente en el BEC de Barakaldo y en el Sant Jordi Club dos de estos conciertos. Tal vez en esta ocasión las fechas vacacionales no hayan acompañado, pero lo cierto es que en las dos ocasiones en que he visto a la banda en sala, Ghost no han conseguido llenar ni La Riviera madrileña en noviembre del 2015 ni ahora la Santana 27.

A pesar de todo esto que digo, tampoco es menos cierto que la cola que había para acceder a la Santana hacia las 19:00 del pasado domingo era de las de asustar, aunque afortunadamente el acceso fue bastante rápido y para cuando comenzaron los teloneros Zombi ya había numeroso público en la sala. Tampoco creo que les sirviese de mucho al dúo de Pittsburgh, ya que no parecía que el respetable les prestara demasiada atención a su sonido eminentemente electrónico. Alternando momentos atmosféricos con otros en los que parecían encallarse en determinado ritmo recreándose en él hasta la saciedad, Zombi lidiaron con esa indiferencia llegando a crear algunos fragmentos musicales meritorios pero que, sin embargo, no lograban que los que estábamos del otro lado mantuviéramos el interés durante demasiado rato.

Tras la liturgia de rigor durante el cambio de backline (el “Miserere mei, Deus” de Gregorio Allegri sonando, los pipas doblando ceremoniosamente las telas que cubrían batería y teclados,…), a la hora prevista Ghost salieron al escenario de la Santana para arrancar con el single “Square Hammer” de “Popestar”, la obra más reciente del combo diabólico y la que da nombre a esta gira. Por lo demás, poco ha cambiado entre este tour y el de presentación de “Meliora” que los trajo a nuestro país a finales del 2015: prácticamente mismo set list -aunque alterando ligeramente el orden- y exactamente el mismo espectáculo que entonces.

Personalmente habría agradecido un poco de oxigenación en el show introduciendo otro par de temas de “Opus Eponymous” por ejemplo (interpretar únicamente “Con Clavi Con Dio” y “Ritual” me parece hacer poca justicia al debut del grupo), pero lo que no voy a negar es que volví a disfrutar como un enano. Y es que arrinconado prácticamente el componente de misterio y oscuridad de la banda en favor del aspecto más “circense”, no hay duda de que lo que Ghost ofrecen es simple y llanamente espectáculo. Un espectáculo respaldado por un puñado de temas que ya pueden ser considerados clásicos contemporáneos, algo que corrobora el hecho de que sus estribillos sean coreados sin descanso por las masas (aunque a este respecto, el público de Bilbao parecía más tímido que el de las dos ocasiones anteriores en las que el que esto escribe había visto al grupo). Y ahora que parece que ya se ha pasado el momento más febril de su popularidad -a expensas de que en el futuro con sucesivos trabajos logren convencer a toda esa parte del público que todavía no les ha pillado el punto-, es un buen momento para reivindicar a los Ghost compositores, quienesquiera que sean.

Comentarios

Comentarios