Desconozco los motivos para que una serie como «Vinyl» fuera cancelada tras el final de la primera temporada, pero debieron ser importantes para dejar la historia colgada y todos los interrogantes posibles abiertos. Menos se comprende cuando sabemos que Martin Scorsese y Mick Jagger estaban involucrados activamente en la serie (de hecho el episodio piloto fue dirigido magistralmente por el propio Scorsese).

Me aventuro a elucubrar al respecto diciendo que a la juventud de hoy en día, probablemente el público que mayoritariamente consume series de televisión, el mundo que se retrata le resulta totalmente ajeno. Y es que es difícil conectar con una audiencia cuando la mayoría de referencias son de artistas de hace 40 o 50 años que probablemente desconocen en su inmensa mayoría.

Teorías sobre el fracaso aparte, sí que hay un par de detalles que incluso para el público connoisseur chirrían: por un lado esos insertos sin venir a cuento de impersonators de estrellas como Janis Joplin por ejemplo interpretando en playback uno de sus temas más famosos. Y pongo el ejemplo de Janis Joplin porque la imitación de la vocalista es una de las más penosas que he visto en mucho tiempo. No así sin embargo los «cameos» de estrellas de la época como Alice Cooper: habría jurado ante un tribunal que el actor que lo encarnaba tenía la misma voz que el bueno de Vincent Furnier. Otros personajes que se asoman con mejor o peor fortuna a lo largo de los capítulos son Elvis Presley, David Bowie, Stephen Stills, los New York Dolls o parte de Led Zeppelin -incluyendo al legendario manager Peter Grant-. Tampoco convencen mucho ciertos aspectos de la historia, como el exagerado consumo de drogas; no dudo de que de hecho se consumiesen, pero sí parece que se le ha dado una importancia tal vez un poco excesiva en la trama.

Por lo demás, da un poco de pena que la historia se haya quedado suspendida justo en ese momento en el que se empieza a plantear el paso de la era de los dinosaurios de los 70 al iconoclasta período punk. Probablemente eso habría dado a la trama bastantes alas en una eventual segunda o tercera temporadas.

En cualquier caso, «Vinyl» es una serie bastante entretenida para todos aquellos a los que nos gusta el mundo de la música en general y en especial el rock de mediados/finales de los 70 y principios de los 80. Y voy a ser bueno y no hacer demasiada sangre con gazapos como el que en el primer capítulo se vea la caratula de «Skynyrd’s First and… Last», editado en 1978, cuando la historia comienza varios años antes…

Comentarios

Comentarios