Heavy Tiger – ‘Glitter’ (Wild Kingdom 2017)

En el segundo trabajo de las suecas se advierte una "involución" en positivo

Heavy Tiger – ‘Glitter’ (Wild Kingdom 2017)
4.9 (98.67%) 30 votes

Dos años se han pasado estas chiquitas suecas rodando por toda Europa, Japón e incluso Vietnam hasta que decidieron que era ya hora de hacer un descanso y componer temas para lo que ha sido su segundo larga duración, “Glitter”.

A estas alturas, nadie en su sano juicio podrá negar lo influyente que llegó a ser el rock escandinavo de los años noventa en buena parte de la escena roquera mundial, no sólo europea. Por tanto, en sus propios países de origen, gente como Nick Royale y compañía son poco menos que instituciones alternativas paralelas a las oficiales.

En estos dos años, las chicas de Heavy Tiger parecen haber madurado lo suficiente como para volcar en su nueva obra un buen número de referencias musicales ajenas a las que se circunscribirían únicamente a su cuna de origen. Traducido: han sabido, sin dejarlo de lado totalmente, sobreponerse al esquema y sonidos eminentemente “hellacoptianos” para dotar a este su nuevo trabajo de aires “vintage” con los que nos transportan bastantes años hacia atrás en el tiempo. Rock setentero, hard ochentero, escena glam; Thin Lizzy, Kiss, e incluso, a mis oídos, alguna pequeña pincelada a lo Cheap Trick.

Como decía, a partir de los dos primeros temas advierte el oyente avispado la “involución” (en positivo, por supuesto) de estas tres chicas nórdicas hacia un escenario retro bastante bien cimentado. Temas como “No tears in Tokio”, “Catwalking”, “Downer on a sunny day”, “Jemma” o el tema que cierra el disco “Devil may care” (¿Pura escuela New york Dolls?) son una buena colección de ejemplos de lo que comentaba líneas arriba.

Pero para ser injusto con ellas y evidenciar algún aspecto no tan positivo, he de decir que, personalmente, no acabo de conectar con la voz de Maja Linn. No quiero dar la impresión de pensar que me parace una mala voz o que no es buena intérprete, es sólo que, a mis oídos, le falta algo para redondear resto de un buen trabajo. Aún así, y dada la juventud de este trío sueco, llegará un día en que nos sorprendan con un gran disco.

Comentarios

Comentarios