The Strangers – ‘Glassstone’ (The Strangers 2016)

"The Strangers no tienen miedo a seguir sus instintos en este segundo trabajo"

Dos años separan “Glassstone” de “#1”, el trabajo con el que conocimos por aquí a The Strangers. Dos años en los que la banda andaluza se ha mudado a Madrid y en los que han lanzado sendos EPs, “Glass” y “Stone”. No hace falta demasiada perspicacia para darse cuenta de que ambos EPs forman la columna vertebral de “Glassstone”, álbum que se completa con cuatro temas nuevos no aparecidos en esos lanzamientos.

The Strangers han buscado trabajar en un entorno familiar y por ello han vuelto a los Sputnik Recording Studios, lugar donde ya registraran su debut. Y como entonces, José Ángel García, el batería de la banda, ha vuelto a estar involucrado en las labores de producción, encargándose en esta ocasión de las mezclas.

El cuarteto sigue reivindicando una serie de corrientes que tuvieron su origen en la década de los 90, siendo el stoner una de ellas, aunque hay que decir que The Strangers lo adaptan a su idiosincrasia y le aportan oscuridad en algunos momentos (el corte inicial “Black” es un claro ejemplo de ello, casi cercano a lo que podían hacer unos Marilyn Manson incluso; “We Are Both Dying” ahonda un poco en esta línea). Pero The Strangers son una banda con más de una faceta, y así saben cómo introducir elementos en cierto modo exóticos para el lenguaje del rock, como ese toque aflamencado que aflora con total claridad sobre todo en “Cobarde”. Tampoco les ruboriza juguetear con el pop (“Phantoms of Hate” o el relajado cierre de la agridulce “Leave All Your Fears On the Ground”) o enredarse en medios tiempos de estribillo explosivo como “Fortune’s Wheel” o sobre todo el tema título.

Si algo queda patente con este segundo trabajo del cuarteto, es que The Strangers no tienen miedo a seguir sus instintos. La banda ha facturado una obra en la que busca con ahínco su propia senda. Y en buena medida lo ha conseguido.

Comentarios

Comentarios