Elena Setién: entrevista

“Todas estas canciones indagan en lo que hay debajo de la apariencia”

Con una carrera desarrollada principalmente en el extranjero (vivió en Londres y Copenhague, aunque también en Barcelona), la donostiarra Elena Setién ha regresado a casa con un nuevo disco bajo el brazo. En “Dreaming of Earthly Things”, este nuevo trabajo del que hablamos, esta artista nominada a los Grammy daneses se mueve por unas coordenadas difíciles de etiquetar y que pondrán a prueba el oído de los melómanos más convencionales. Con la ensoñación como hilo conductor de esta docena de canciones, Elena Setién nos lleva por un viaje musical en el que los oyentes más desprejuiciados podrán disfrutar con unas composiciones que se salen de nuestra zona de confort, pero que bien merecen una atenta escucha.

– A pesar de que ya tienes una carrera bastante longeva, estoy seguro de que muchos de nuestros lectores no están familiarizados con ella. ¿Qué les contarías para ponerles rápidamente al día?

– Soy Donostiarra pero me fui hace veinte años a Londres, Barcelona y por último Copenhague. Mi trayectoria musical ha ido desde el violín clásico, pasando por la improvisacion hasta llegar a la cancion de autor en inglés.

– El próximo día 16 de noviembre se estrena en España “Dreaming of Earthly Things”, tu nuevo trabajo. Un disco que supone además tu regreso a Euskadi. ¿Ha marcado esto de alguna manera su gestación, ya sea en la composición o en el resultado final?

– Sí, volver a casa después de tantos años me ha dado una tranquilidad que no tenía hace mucho tiempo. Desde Donostia tengo una visión más amplia de lo que he ido aprendiendo en mis viajes por culturas diferentes, y creo que ésto se refleja en la música. Las canciones tienen arreglos sencillos pero muy cuidados y flotan en un ambiente de grandes reverbs que evocan un ambiente de ensoñación.

– Además, el mismo 16 de noviembre presentarás el disco en directo en casa, en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia, ¿estás nerviosa? ¿Qué se siente al actuar en un lugar tan importante de tu ciudad?

– Estoy muy contenta de presentar el disco en la Sala Club del Victoria Eugenia, es el lugar idóneo. Tenemos muchas ganas de tocar… Y en cuanto a los nervios, te cuento una anécdota. Mi profesora de canto de Copenhague, Etta Cameron, era una grande del Gospel. En su juventud vivó en Nueva York y tuvo la suerte de colaborar con Duke Ellington. Un día, antes de salir a escena Etta le dijo a Duke que estaba nerviosa y Duke le contestó que ¡menos mál! ¡Si no tienes nervios, no tienes nada que decir!

– El disco lo grabaste con la ayuda de Mikel Azpiroz y de Karlos Arancegui, ¿qué nos puedes contar de ellos y qué han aportado al disco?

– Tanto Mikel como Karlos son grandes músicos guipuzcoanos con repercusión en toda España. Han aportado su sonido y personalidad al disco. La producción la hemos hecho Mikel y yo mano a mano y ha sido un proceso de búsqueda de ésta atmosfera que te nombraba antes…

– ¿De qué tratan las letras? ¿Hay alguna especie de hilo conductor para todos los temas?

– Este disco tiene el tema de la ensoñación muy presente en las canciones. Lo que pueden tener en común es que, aunque tratan de personajes diferentes o de mis propias vivencias, todas ellas indagan en lo que hay debajo de la superficie, de la apariencia.

– Ciertamente “Dreaming of Earthly Things” es un disco difícil de etiquetar. Leo en la información promocional que en él hay cierta influencia de nombres como Tom Waits, Billie Holiday o Nico. ¿Es Elena Setién permeable a las influencias? ¿Cómo se filtran estas en tu música?

– Estos tres artistas son inconfundibles, tienen una expresión que se reconoce a los pocos segundos de poner el tocadiscos, y eso es lo que me fascina de ellos: su personalidad. En ese sentido claro que soy permeable, como lo somos todos, la música me sigue emocionando y si ésto, esa emoción, se filtra en mi música, mejor que mejor.

– Por cierto, ¿cuáles son tus artistas actuales preferidos?

– Estoy descubriendo al también donostiarra Rafa Berrio, que es un gran cantautor y emociona en escena. También me gustan el norteamericano Steve Gunn y los griego/daneses Choir of Young Believers.

– Has sido nominada a los Grammy daneses, ¿es cierto aquello de que nadie es profeta en su tierra?

– Las nominaciones a los Grammies daneses del jazz, fueron cosa buena y me ayudaron a afianzar mi carrera musical; aquí acabo de aterrizar y el tiempo dirá… ¡Trabajo y calma!

– Antes de acabar, ¿te gustaría añadir algo para nuestros lectores?

– Espero que se animen a escuchar el disco con apertura y curiosidad y que se dejen llevar.

– ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

– ¡Gracias a ti!

Comentarios

Comentarios