‘La manzana envenenada’ de Tomás Crespo

Igual que en otras cosas, los Beatles fueron pioneros en poner en orden sus propios negocios con la creación en 1968 de Apple Corps., grupo empresarial que a partir de entonces y hasta algunos años después de la separación de los de Liverpool se dedicó a invertir las ganancias del grupo. Con mayor o menor fortuna, las empresas de los Beatles se dedicaron a producir cine, a la creación de un novedoso sistema de grabación, a la venta directa al público mediante una boutique dedicada al cuarteto y, cómo no, a la edición de discos tanto de The Beatles como de otros artistas y, finalmente, de las obras en solitario de John, Paul, George y Ringo.

Tiene ya un tiempo este «La manzana envenenada. Una pequeña historia de Apple Corps (1968-1975)», obra que recorre cronológicamente a través de todos los lanzamientos y proyectos de este conglomerado de empresas la historia de los negocios de los Beatles. De fácil y ágil lectura, el libro sirve para poner al corriente a los que no son grandes conocedores de la carrera del grupo, de las vicisitudes y dificultades que atravesó su vertiente empresarial. El autor recoge también en varios anexos el listado de todos estos lanzamientos y proyectos, muy útiles para la consulta de los más melómanos y los coleccionistas.

The Beatles demostraron no ser tan buenos empresarios como músicos, pero hasta en su fracaso sentaron las bases de lo que posteriormente llegarían a ser las grandes bandas de rock, más cercanas casi a la mentalidad de una multinacional que a la propia música.

Comentarios

Comentarios