Inocentes

3.7/5 - (41 votos)

Hay un refrán que habla de hacer leña del árbol caído. Bueno, pues no sé cuántos de vosotros habréis seguido el juicio a Led Zeppelin por plagio, pero para los que todavía no os hayáis enterado, el resultado ha sido favorable para Page, Plant y compañía. Y eso a pesar de todos aquellos que aprovechando las facilidades que da hoy en día la tecnología se han dedicado a tirar mierda sobre el legado de la banda. Porque sí, cualquier imbécil puede hoy en día expresar su opinión de mierda sobre cualquier tema, como si tuviera algún tipo de autoridad moral. Y dejadme que os diga que eso de que todas las opiniones son respetables es una gilipollez. No todos estamos capacitados para opinar de todo, por la misma razón de que es imposible estar informado de todo tema o saber de todo. Y si no mirad a los colaboradores de todas las tertulias televisivas. Pero claro, la cosa sale gratis…

Pero volviendo al tema que nos ocupa, yo me alegro de que esta insensatez haya acabado de forma positiva. Realmente nada hubiera cambiado en la historia de la música si Jimmy Page y Robert Plant hubiesen sido declarados culpables de plagio; a estas altura poco importa que se inspiraran o no en una canción ajena para construir una de las composiciones definitivas de la historia del rock. Sin embargo, eso sí que habría dado combustible a sus detractores para mantener el discurso de que Led Zeppelin no inventaron nada, sino que se apropiaron de elementos ajenos para cimentar su leyenda. Este es un tema que siempre ha estado presente entre los melómanos (¡Si incluso Homer hacía referencia a ello en uno de los capítulos de «The Simpsons»!). Y sí, es probable que Led Zeppelin se inspirasen en composiciones anteriores para algunos de sus temas. Y de hecho uno de los artículos más leídos en la historia de esta web es uno de hace unos nueve años titulado «Los plagios de Led Zeppelin» (lo tenéis disponible en este enlace). Pero eso no quita que su legado sea fundamental.

Pero ahora que con esto de internet es tan sencillo -y tan gratuito- dar leña, que a todos esos detractores, haters o como quiera llamárseles me gustaría recordarles que sin Led Zeppelin no existiría el rock tal y como hoy lo conocemos. Ellos son los inventores del concepto de rock de estadio, para bien o para mal, y autores de una larga lista de canciones que permanecerán para siempre. Puede que se inspiraran en otros (¿y quién no lo ha hecho por otra parte?), pero Led Zeppelin lograron llevar las cosas a otra dimensión. Led Zeppelin cambiaron las reglas en muchos aspectos, tanto en lo musical como en la parte del negocio. Y qué queréis que os diga, la próxima vez que escuche «Stairway to Heaven» yo no voy a pensar que su introducción guarda bastante parecido con un tema instrumental de Spirit. Vosotros podéis hacer lo que queráis, pero recordad que ha sido un jurado el que ha dictaminado que cualquier parecido es pura coincidencia. Ajo y agua.

[amazon_link asins=’B00M30T9F2,B00IXHC0QY,B00IXHBMLS,B015EYVWPI,B00IXHBUG0,B000026C3T,B00M30VKWM,B00RUT3D5S,B009E9QOEO’ template=’ProductCarousel’ store=’rockandrollar-21′ marketplace=’ES’ link_id=’b47c972e-e4ef-11e7-849b-bf8dde80ccb1′]

Comentarios

Comentarios