Nick Menza: un homenaje

4.9/5 - (30 votos)

Los lectores de más edad probablemente recordarán un programa llamado «Plàstic» que primero se emitió por La 2 («la segunda» la llamábamos entonces; los yayos eran todavía más raros que la llamaban «la UHF»), y que acabó pasando un tanto más domesticado al primer canal de TVE (ya sin asquerosos platos de lentejas en la cara de los concursantes y más centrado en el aspecto musical). Los que a finales de los 80 y principios de los 90 no teníamos acceso a canales internacionales, debíamos conformarnos con las migajas musicales que los canales públicos por entonces sí emitían (comparado con hoy en día, aquello era un verdadero oasis).

Allá por 1990 yo era todo un metalhead adolescente, aunque irónicamente me molestaba que me viesen como tal, quizás por rebeldía y porque no quería que se me encasillase. En cualquier caso recuerdo aquella tarde en la que se estrenó (debidamente cercenado el final, eso sí, y con los créditos del programa sobreimpresionados -todavía debo de guardar en alguna parte una cinta VHS con eso grabado-) el clip de «Holy Wars…The Punishment Due», aquel tema de Megadeth que daba inicio al mejor disco de los de Mustaine hasta entonces y que se sigue manteniendo en el mismo puesto tantísimos años después (ya dejé bien clara mi opinión al respecto aquí).

Resulta imposible olvidar al batería que debutaba en la formación para aquella obra maestra y la exhibición con su instrumento que sin ir más lejos mostraba en la misma canción. No voy a decir que Nick Menza fuera mi miembro preferido de Megadeth ni ninguna chorrada por el estilo. Aquella era la banda de Mustaine y punto. Sin embargo sí que voy a decir que esa formación que integraba Menza junto al también recién llegado Marty Friedman y los dos Daves (Mustaine y su mano derecha, Ellefson) ha sido de largo la mejor que ha tenido nunca el grupo. Punto.

Menza es otro de esos músicos que se han ido antes de tiempo. Probablemente no sea el músico más conocido de los que han desaparecido en los últimos meses y ni tan siquiera habrá sido uno de los más recordados en las redes sociales fuera de los circuitos más especializados. Pero yo que soy tan fan como el que más siempre he albergado la esperanza de que algún día Mustaine no pusiera pegas a una reunión de la formación dorada de Megadeth. Los que hayáis leído su autobiografía ya sabréis que eso precisamente estuvo a punto de ocurrir hace algunos años, pero la cosa no acabó bien. De hecho Mustaine culpaba prácticamente de todo a Menza. El pelirrojo sin embargo ha dedicado unas sentidas palabras al batería estos días de atrás, reconociendo que eran casi como hermanos, y que como los buenos hermanos no siempre se llevaron bien. En cualquier caso ¿quién del mundillo no ha tenido nunca al menos unas palabras con Mustaine?

Ya nunca volveremos a ver juntos a los cuatro músicos que grabaron «Rust In Peace», pero al menos me quedo con el recuerdo de la gira de presentación de «Youthanasia» (por cierto, ¿alguna vez os he contado que gracias a Megadeth me hice fan de una de mis bandas preferidas de todos los tiempos como son Corrosion of Conformity?). Visto con perspectiva, probablemente aquel no era el disco más adecuado para debutar con Megadeth en directo, pero eso que me llevo por delante. Adiós, Nick.

Comentarios

Comentarios