Misfits: esta vez sí

Los últimos años han sido bastante movidos en cuanto a noticias sobre los Misfits. Y no me refiero únicamente a la formación que Jerry Only se ha empeñado en mantener viva -probablemente más preocupado por los pingües beneficios en merchadising en lugar de en su pertinencia y en la calidad del espectáculo ofrecido-, sino a las idas, venidas, dimes y diretes de las tres cuartas partes de su formación «clásica» más representativa. Esta es la que encarnarían el citado Only, por supuesto Glenn Danzig y el tercero en discordia, el hermanísimo Doyle. Desde demandas por dinero a auténticas boutades (Doyle dijo poco menos que estaba en su mano que Danzig y Only hicieran las paces), pasando por giras conjuntas de dos de ellos y hasta fanfarronerías en la prensa.

Pero cuando algunos ya nos conformábamos con ver a Danzig en el próximo Azkena (esto es, si no vuelve a cancelar el muy cabrito), ayer nos sorprendía una de las noticias no por más rumoreadas, que menos visos tenían de llegar a hacerse realidad: esas tres cartas partes de los Misfits clásicos que antes mencionábamos se reunirán por vez primera en más de tres décadas, desde 1983 concretamente. Será el próximo mes de septiembre para encabezar las dos ediciones de Denver y Chicago del Riot Fest. Tal vez Danzig ya nos venía dando pistas desde hace un tiempo: independientemente de esas giras de «Danzig Legacy», donde además de su cancionero en solitario repasaba el de los propios Misfits y también Samhain, hace unos meses nos sorprendió durante la promoción de su último y prescindible disco de versiones (de cuyo nombre no quiero acordarme), al posar con un maquillaje que emulaba al Crimson Ghost, la archiconocida mascota de la banda. ¿Casualidades o ya había movimientos en la sombra?

De cualquier manera y en mi caso personal, la sorpresa ha sido mayúscula, y de hecho la carcajada que he pegado ha sido bien sonora. Con más calma me he dado cuenta de que esta es una oportunidad histórica y espero que no se quede en una experiencia nostálgica reducida a esos dos conciertos. Tal vez el próximo verano tengamos suerte y se dediquen a hacer la gira de festivales europeos.

Y me da igual que todo esto sea por la pasta como en tantos otros casos (¿acaso alguien se cree que Axl y Slash de repente se han reconciliado?), si la formación está a la altura de las circunstancias este es el momento de hacerlo ya que Danzig, a pesar de mantener su voz en bastante buena forma, ya da algunas muestras del paso de los años. Pero sí, parece que sí, que nuevamente se ha congelado el infierno

Comentarios

Comentarios