Sons of Morpheus – ‘Sons of Morpheus’ (Deepdive 2014)

Desde Suiza llega este power trio formado por Manuel Bissig (guitarra y voces), Lukas Kurmann (bajo) y Rudy Kink (batería), quienes recientemente han abierto en nuestro país para los norteamericanos Karma to Burn. Este que nos ocupa es su homónimo debut discográfico de larga duración, una obra compuesta por trece temas envueltos en los aromas del blues rock más contundente, la psicodelia hard rockera y el espíritu de Hendrix.

Grabado en la ciudad norteamericana de Tucson (Arizona) en el año 2014, «Sons of Morpheus» fue producido por la banda junto a Jim Waters, ingeniero que ha trabajado anteriormente con nombres de la talla de Jon Spencer Blues Explosion o Sonic Youth. Y lo cierto es que el álbum goza de un gran sonido que realza la intensidad de las composiciones.

Estamos ante casi una hora de música claramente inspirada en los años 60 y 70 del pasado siglo, aunque perfectamente injertada en las corrientes actuales. Con el blues rock como base principal y los guitarreos hendrixianos como recurso más recurrente, Sons of Morpheus construyen un disco dotado de una cierta variedad estilística, algo que agradece el oyente puesto que facilita sin duda su digestión. El trío va desde los temas más desbocados a una psicodelia casi stoner, pasando por medios tiempos en los que parecen querer hipnotizar al que escucha… y en ocasiones todo a la vez en la misma canción como en la molona «Into the Sun».

Es también un disco que en directo debe de prestarse a la improvisación, aunque en su versión de estudio raro es el tema que supera los 4 minutos (lo que no es obstáculo para que cierren con «Psilocybin», canción que alcanza sin problema los 9).

Un disco para degustar con tiempo, a oscuras y si es posible en solitario.

Comentarios

Comentarios