The Steepwater Band – Zaragoza (Sala King Kong 19-4-16)

4.4/5 - (30 votos)

Por más que nos quejemos repetidamente sobre el estado de salud del rock, sigue habiendo muy buenas bandas ahí afuera. Puede que no sean bandas demasiado conocidas; puede que se trate de grupos que no tienen grandes aspiraciones tampoco. O pueden ser bandas que duela ver lo grandes que podrían haber sido un par de décadas o tres atrás, pero que en la actualidad se tienen que conformar con lanzar disco cada par de años y mantenerse en la carretera para poder sobrevivir. Y obviamente hablo de grupos extranjeros, porque en el caso de los nacionales el horizonte es muchísimo más modesto en el 99,9% de los casos.

Pero volviendo al tema, no sé exactamente cuál es el caso de The Steepwater Band; lo único cierto con ellos es que es una banda currante que en directo nunca decepciona. Cuatro veces han visitado ya la ciudad de Zaragoza (una de ellas en la gira conjunta con Marc Ford), y en todas ellas han salido por la puerta grande. Tal vez la de este pasado martes no haya sido la más multitudinaria de todas, pero tal y como están las cosas congregar el segundo día de la semana laboral a algo menos de cien personas es toda una buena noticia.

El cuarteto saltaría al escenario de la sala King Kong a las 22:00 en punto para arrancar con tres temas de «Shake Your Faith», su reciente trabajo de estudio, incluyendo entre ellos el que le da título. Parecía que el público no acababa de arrancar, hasta que entonces llegó «Remember the Taker», canción que empezó a sacar de su letargo al respetable. Se llevó la primera gran ovación de la noche y sirvió de buen catalizador que lograba por fin encender al titubeante público. La banda ya lleva tiempo funcionando como cuarteto -aunque «Shake Your Faith» sea el primer trabajo con Eric Saylors- y la verdad es que se nota. Aunque como trío la cosa funcionara estupendamente, el sonido de The Steepwater Band es ahora mucho más rico y gana en profundidad, sobre todo durante los solos mayoritariamente ejecutados por Jeff Massey, que se compenetra a la perfección con el citado Saylors -como cuando este último saca su lap steel-. La base rítmica formada por Joe Winters y Tod Bowers redondea un sonido que sigue la misma línea que siempre, pero con una fórmula mejorada, como diría la publicidad. Y así van cayendo los temas, como un magnífico «High and Humble» con solo de batería incorporado, momento-homenaje al funk con un fragmento de «Give Up the Funk» a cargo del bajo de Bowers o una un tanto acelerada «Midnight Rambler» que la banda ha recuperado de su último concierto especial de Halloween en el que interpretaron «Get Yer Ya Ya’s Out» y que tras más de hora y media cerraría el set. No tardaría mucho el grupo en regresar al escenario entre cánticos futboleros que daban idea del nivel de lo que ya habíamos visto aquella noche, aunque el delirio llegaría con «Cortez de Killer», canción con la que más de uno soltó alguna lagrimita y que daría el cierre al concierto dos horas después de su comienzo. Y otra vez The Steepwater Band supieron dejarnos ahítos de rock y sin posible queja.

Comentarios

Comentarios